Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Los beneficios de jugar con tus hijos

03 de Junio de 2015
Los beneficios de jugar con tus hijos

Algunos padres piensan que jugar es una pérdida de tiempo y tratan de controlarlo e impedir que sus hijos lo hagan libremente. La consecuenci9a es que terminan inscribiendo a los niños en multitud de cursos y actividades extraescolares que, sin dejar de ser beneficiosas o convenientes (siempre en su justa medida), terminan dejando a los niños sin la opción de disfrutar su tiempo libre como ellos desean.

La realidad es que el juego (que no debe pasar obligatoriamente por las consolas u ordenadores) es necesario para la formación integral de los niños. Pero deben ser los padres y adultos quienes que tienen relación con los pequeños (profesores, hermanos mayores, abuelos…) quienes lo fomenten. Además, jugar al fin y al cabo es también actividad física, pues los juegos permiten que los niños estén en constante movimiento, provocando un gasto energético sin que  se sientan cansados porque, al mismo tiempo, se están divirtiendo.

Es importante que papá y mamá acompañen a sus hijos durante el juego y sean cómplices de todas sus aventuras. Ahora bien, los pequeños son los dueños del mundo que crean durante sus horas de juego; por esta razón, los adultos no deben imponer sus reglas u orientar el juego, porque es una construcción mental de los niños. Esta actividad en familia permite fortalecer vínculos y construir relaciones a partir de acuerdos, respetando la individualidad y la particularidad del otro.

Durante el juego, los niños dejan volar su imaginación y construyen la posibilidad de explorar, conocer y descubrir espacios reales e imaginarios. Además, los juegos que implican movimiento ayudan a desarrollar capacidades como la flexibilidad, fuerza y resistencia; aporta nuevas formas de movimiento y permite a los niños conocer su cuerpo. También, crea posibilidades infinitas de comprender, interpretar e introducirse en el mundo, ya que aprenden a resolver problemas por sí mismos y se socializan apropiadamente.

Algunas recomendaciones

  • Sal a jugar con tus hijos, y hazlo preferentemente en ambientes que no restrinjan sus movimientos corporales para que puedan correr, saltar, jugar con el balón y disfrutar, en suma, con su propia creatividad.

 

  • Los juegos al aire libre o en espacios amplios son muy recomendables pues además de entretener a los niños, también ayudan a su desarrollo. Según los expertos, estos juegos los ayudan a ser solidarios, a compartir, a valorar el papel del otro y a establecer relaciones.

 

  • Sé cómplice de los juegos de tus hijos. Déjate llevar y actúa según sus reglas. Tu hijo recordará esos momentos y creará vínculos fuertes y duraderos.