Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Consejos para ir de compras con tu hijo

12 de Enero de 2015
Consejos para ir de compras con tu hijo

Llegan las rebajas y seguro que te apetece ir de compras para aprovechar los descuentos y renovar el armario. Si dispones de poco tiempo, lo mejor es que dejes al niño con alguien con quien se sienta a gusto. Pero si no tienes con quién dejarle o simplemente te apetece llevártelo, puedes organizar las cosas para que vaya contigo. Si esta última es tu opción, aquí tienes una serie de consejos:

  • Sin hambre y sin sueño. Para empezar, acostúmbrate a salir con él en un momento en el que esté descansado y no tenga hambre. De lo contrario, es muy probable que se ponga a llorar por el camino y que tengas que regresar a casa antes de lo previsto.
  • Si le aburre mucho ir a comprar, prométele que cuando acabéis iréis al parque o a esa tienda de animales que le encanta. Así, tus obligaciones tendrán algún aliciente para él.
  • Aunque ya camine, no salgas de casa sin la sillita de paseo (le vendrá muy bien para descansar de vez en cuando). Y recuerda que no debes cargar las bolsas en el manillar, porque puede producir que la silla pierda estabilidad.
  • Intenta evitar las horas punta. Cuantas menos aglomeraciones, más fácil será organizarte con tu hijo y el carrito a la hora de pasear con tranquilidad y buscar espacio donde acomodarte para revisar precios y prendas.
  • Si su sillita es bidireccional, alterna los ratitos que pasa mirándote a ti con los que está mirando al frente, y en ambos casos háblale mucho: cuéntale dónde vais a ir, lo que vais a hacer...
  • Si acudís a un gran centro comercial, móntale en un coche eléctrico de los que ofrecen allí, para que pueda recorrer los pasillos sin cansarse, al tiempo que se lo pasa genial.
  • Cuando lleguen los momentos complicados (ya nos entendéis: que se niegue a andar y a sentarse en su silla, que se enrabiete, que se encapriche de algo...) te aconsejamos que te mantengas firme en tu postura y no cedas ante sus lágrimas. Pero, si la cosa no se calma y va a más, siempre puedes echarte mano al bolsillo donde deberás tener preparada alguna sorpresa como una golosina o su juguete favorito.
  • Otra alternativa interesante es dejar al niño en la zona infantil que suele tener cada  centro comercial. Ahora bien, antes de dejarlo habremos de comprobar previamente:

 

  • Si tiene áreas para diferentes edades.

  • Si cuenta con monitores que vigilan a los pequeños constantemente.

  • Si suelen pedir el DNI a los padres antes de recogerlos para evitar confusiones o problemas mayores.

  • Si te avisan de inmediato por megafonía en caso de que el niño llore mucho o tenga algún percance que requiera tu presencia de inmediato. 


Artículo escrito por Xiquets.net. · Más lecturas de interés, en nuestros Articulos Xiquets - www.xiquets.net