Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Nos vamos a esquiar con la familia

Nos vamos a esquiar con la familia
Nos vamos a esquiar con la familia

Ya estamos en plena temporada de esquí. Los Pirineos, Sierra Nevada, Teruel…tenemos varias opciones para disfrutar con nuestros hijos de este deporte. Llevarles a la nieve siempre es una alegría para los niños, y más en La Marina, donde cuesta tanto verla. Podéis aprovechar el fin de semana o las denominadas Semana Blanca que celebran habitualmente los colegios para acompañarles a la nieve y que se inicien o practiquen en este deporte.


Cuánto más pequeños comiencen, siempre mejor para su adaptación. El esquí es bonito y apasionante, pero también puede resultar peligroso si no se toman una serie de medidas y precauciones en cuanto al viaje, el equipo de esquí, alimentación, monitor, seguridad, etc. Aquí os dejamos algunas de ellas:


-Si lleváis a los niños a esquiar debéis comprarles un equipo adecuado a su altura y peso, donde se encuentren cómodos y que les aísle del frío y la humedad de la nieve. El casco, imprescindible para evitar golpes en la cabeza cuando se caigan (que lo harán).


-En cuanto a las botas, han de ser de la talla del niño y ajustarse a la perfección a los esquíes para evitar más caídas y golpes de los necesarios. Hay que considerar que las caídas en la nieve son causa de  lesiones que podrían evitarse. Es aconsejable que compréis las botas en tiendas especializadas donde haya profesionales que pueda asesoraros sobre el material y la talla.


-Las estaciones de esquí están cada vez están más preparadas para atender las necesidades de los niños… y de sus padres. Todas cuentan ya con su particular ‘jardín de nieve’, un espacio dedicado a las más diversas actividades infantiles, en el que bebés y niños disfrutan en grupo mientras sus padres esquían. 

Sin embargo, tened en cuenta que cada estación tiene sus normas. Hay jardines de nieve que aceptan niños desde cuatro meses y otros a partir de dos años. Los precios van desde los 31 euros por medio día de estancia a los 50 por día entero en temporada alta y en algunos centros hay descuentos si llevas a dos o más hermanos. 


-También puedes esquiar con ellos, o apuntarles a un cursillo de iniciación en cualquiera de las escuelas de esquí de las estaciones. Pueden aprender junto a otros niños de su edad o en compañía de toda la familia.


La opción del monitor, al menos al comienzo, es la más recomendable para que tus hijos adquieran una buena técnica y lo hagan con el asesoramiento de un profesional. Además, estaréis más tranquilos si es alguien que conoce este deporte y la estación quién esté al cargo de ellos para adiestrarles. Y vuestros hijos también irán cogiendo más seguridad. Posteriormente, cuando ya tenga más facilidad, sí que podréis practicar con él para esquiar en familia.


-Acordaros de desayunar bien y equilibrado antes de esquiar, pues se consume mucha energía cuando se esquía sin que nos percatemos. Más en el caso de los niños, que se vuelven locos con tantas subidas y bajadas.


-Es fundamental que les recordéis las normas de seguridad básicas tanto a la hora de coger los esquís como de practicar el deporte en un entorno donde coincidirán con tanta gente. Hay que prestar atención al personal de la estación, fijarse en los carteles de seguridad y respetar las normas de las pistas, telesillas y remontes. Sólo así evitaremos susto e incidentes.