Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Consejos para que tu hijo coma sano

Consejos para que tu hijo coma sano

En Xiquets.net sabemos lo importante lo preocupados que estáis por la alimentación de vuestros hijos. Queréis que crezcan sanos, fuertes y coman de todo, lo que no siempre resulta fácil.  Por eso queremos daros una serie de consejos sobre alimentación infantil saludable, reproduciendo algunas de las consignas que dio el Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC)


-El desayuno es una comida importante
Del mismo modo que los coches, los autobuses y los trenes no pueden correr si no tienen combustible, nuestros cuerpos necesitan energía para funcionar. Después de pasar toda una noche durmiendo, los niveles de energía de nuestro cuerpo son bajos. Así pues, anima a tu hijo a que empieza el día con un buen desayuno, ya sea para ir al colegio o para dar una vuelta durante el fin de semana. ¡Los carbohidratos le ayudarán! Pan, una tostada, o cereales, leche, fruta o yogur son un buen ejemplo.


- La receta para mantenerse sano es la variedad
Para gozar de buena salud hay que procurar comer alimentos variados durante el día. Se recomienda consumir a diario más de 40 nutrientes distintos (como las vitaminas y los minerales). Como no existe un alimento que los contenga todos, es muy importante seleccionar cada día una variedad de alimentos que sea equilibrada. En realidad, no existe comida buena ni mala, así que no tienes porqué obligar a tu hijo a que renuncie a la que le gusta. La mejor forma de llevar una dieta equilibrada consiste en comer distinto todos los días.


-Haz de los carbohidratos la base de tu alimentación
Aproximadamente la mitad de las calorías de una buena dieta debería provenir de alimentos ricos en carbohidratos, como cereales, arroz, pasta, patatas y pan, así que no está de más que incluyas como mínimo uno de ellos en cada comida. Prueba el pan integral, la pasta y otros cereales, que te aportarán mucha fibra. 
-¡Come fruta y verdura en cada comida…y también entre horas!
La fruta y la verdura son los alimentos más ricos en vitaminas, minerales y fibra. Todos deberíamos tratar de comer al menos 5 raciones diarias. Por ejemplo, un zumo de fruta en el desayuno, una manzana o un plátano entre horas y dos tipos de verdura en las comidas. Con eso ya tenemos el total. -Detalles sobre las grasas.


-¡Stop al exceso de grasas!
Comer muchos alimentos grasos (como las patatas fritas, la carne y las salchichas fritas, las tartas y los dulces) puede ser malo para nuestro cuerpo. Modera la cantidad que grasas que come tu hijo, especialmente aquellas que provienen de la bollería industrial y las golosinas. No se trata de renunciar por completo a las grasas, que también forman parte de una dieta equilibrada, sino de controlar su cantidad y origen.