Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

La lectura en los peques

La lectura en los peques

Comenzar a leer desde bien pequeño

Hablar a estas alturas de los beneficios de la lectura es como querer descubrir que la tierra es redonda. Muchas son las ventajas de leer (aumentar el vocabulario, despertar el cerebro, favorecer el patrón del sueño, ayudar al relajarse, incrementar el nivel de concentración…) tanto en adultos como en jóvenes…y, por supuesto, también en niños.

De hecho recomienda despertar la pasión por la lectura en las etapas más tempranas, aunque con mesura y de una forma conveniente, sin presión. Comenzar ofreciéndoles textos recreativos, de amplio y rico colorido (dibujos, viñetas…) es una muy buena opción, como también lo son las fábulas y cuentos infantiles.

Leer en voz alta

Los expertos subrayan que el primer paso para iniciar a los niños en la lectura es leer en voz alta y con buena pronunciación, ya que la imitación y repetición es una característica básica en el aprendizaje de los niños.  Asimismo  también aconsejan que en sus primeros pinitos como lectores, se anime a los niños a observar imágenes de los libros y revistas para que se vayan habituando a otros formatos y tipos de contenidos, siempre y cuando no sean ofensivos, por supuesto.

Además de escuchar y habituarse con la lectura, compartir la misma y comentarla con los niños puede ampliar su curiosidad y favorecer la comprensión de lo que lee para que le otorgue un sentido y una importancia a la lectura. Como también puede ayudarnos el que nos acompañe en visitas a feria y bibliotecas, donde compruebe que hay más personas que leen y muchos tipos de libros y documentos para leer.

Ya cuando el niño crezca y vaya cumpliendo años irá ampliando sus conocimientos e intereses por otro tipo de ejemplares y libros. Sin embargo, no debemos olvidar, como padres, que leer bien es un proceso gradual y progresivo en el que la práctica y la disciplina son fundamentales.