Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

El miedo a tener un alumno con altas capacidades en el aula

Programa Despierta Denia
El miedo a tener un alumno con altas capacidades en el aula

El profesorado que trabaja con el alumnado con altas capacidades, considera en un 73,2 % que no dispone de suficiente formación para atenderlos. La falta de formación es sin duda una de las herramientas de las que carecen, lo que genera en ellos miedo a tener alumnado identificado con estas características en sus aulas.

La Red de Centros Programa Despierta, especializados en altas capacidades, ha realizado una investigación en la que han destacado el miedo del profesorado, a tener niños con altas capacidades en sus aulas. A partir del contacto con el profesorado que atiende en el aula, a los niños identificados con altas capacidades en la red de centros, el resultado ha puesto de manifiesto que el profesorado refiere inseguridad en su práctica docente debida a la falta de formación, en un 73,2% de los casos.

En un 85,6% de los casos, el profesorado se mostró colaborador en la intervención con el alumnado, solicitando información sobre cómo atenderlos en el centro educativo.

Los resultados son diferentes por Comunidades Autónomas, siendo la Comunidad Valenciana y Castilla la Mancha, las que lideran la necesidad de formación con un 91% en la primera, y 93,6% en la segunda. En cambio, comunidades como Andalucía, que disponen de procedimientos de detección, identificación e intervención pautados por las administraciones educativas, disminuyen este porcentaje en un 58%.

En el análisis cualitativo de la investigación, Programa Despierta informa que el miedo a tener un alumno o alumna con altas capacidades en el aula, en demasiadas ocasiones se convierte en un problema que les lleva a dejar de lado la intervención con los niños y niñas con altas capacidades, esperando a que con el tiempo “se vuelvan más normales”. Las ideas preconcebidas en profesores y profesoras como “es que no es tan listo porque no saca buenas notas”, “hace falta tener una inteligencia más elevada que ellos para poder atenderlos bien”, “es que está muy estimulado, pero es normal”… oscurecen la necesaria intervención educativa. Realizar acciones formativas, es sin duda un objetivo primordial en nuestro sistema educativo, y en los centros especializados.