Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Cuida la higiene de tu hijo en la piscina

Cuida la higiene de tu hijo en la piscina

Educar a los niños para que desarrollen costumbres de higiene y limpieza en la piscina, especialmente en verano.  La primera de ellas, obviamente, es obligarles a que se duchen antes de entrar a la piscina.

Otras normas básicas son  enseñarles a no orinar en el agua o que los niños pequeños no entren en el agua con los pañales sucios. Y, en caso de cambiárselos, los papás y mamás debéis hacerlo en las áreas correspondientes.

Tampoco hay que ir a las piscinas con cuadros de diarrea ni ingresar en el agua con heridas infectadas o con infecciones en la piel.

Otras medidas necesarias están relacionadas con el control de la calidad y la higiene del agua, que debe estar filtrada y con todos los aditivos necesarios para disminuir al máximo los riesgos de contagio.

¡Ojo con los oídos!

Además de las normas generales que hemos comentado, la piscina puede traer algunas complicaciones habituales, especialmente en verano, como son la otitis externa, la otitis media aguda y la sinusitis. El dolor, la disminución de la audición, fiebre y supuración son los síntomas más habituales y que, en caso de padecerlos, se ha de consultar al médico.

Cuando un niño tiene problemas en los oídos, debe evitar las zambullidas, tanto de cabeza como de pie. Estas provocan que se envíen sustancias de la faringe a la trompa de eustaquio y, de ahí, al oído. Y, al salir de la piscina, conviene que se laven los oídos y se sequen muy bien.