Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Un palacio bajo el mar

Un palacio bajo el mar

Cuento previo a la visita a Cova dels arcs, Benitaxell, conocida por su forma única y la ruta de submarinismo.

 

Cuentan que un hombre muy egoísta tenía su palacio donde ahora está la cova del arcs. No era rey, pero actuaba como si lo fuera: distante, no se mezclaba con la gente del pueblo, como si estuviera por encima de ellos.

Apenas salía de casa, una construcción inmensa y elegante. Al menos por fuera, porque nadie había llegado a entrar.

Cuentan que este hombre era el último hijo de una familia de exploradores con mucho dinero. Alguna vez, la gente del pueblo vio cómo llegaban a su casa tesoros de todo el mundo: cuadros carísimos, enormes piedras preciosas, cofres de barcos hundidos.

Es fácil suponer por qué no invitaba a nadie a su casa, por qué era tan celoso de sus posesiones: no quería que nadie se las robara. Se contentaría con mirar su dinero y posesiones día tras día, y para siempre.

Un día cayó una tormenta terrible, que se mantuvo durante una larga semana. Árboles arrancados, piedras que caían de la montaña y un aumento de la marea no asustaron a nuestro protagonista. Durante la siguiente semana continuó lloviendo, e incluso el resto del mes. Cuando la tormenta terminó el lugar quedó inaccesible: el camino estaba bloqueado y la enorme casa quedó apartada del resto del pueblo, por los desprendimientos de piedras y los troncos que el viento había arrastrado. A nadie le importó.

Ningún pueblerino quedó atrapado tras la tormenta, pues todos fueron a refugiarse a la iglesia del pueblo, menos el hombre que se creía rey.

Si ahora vamos a la cova del arcs, veremos que había llovido tanto que aquel palacio se hundió en el mar. Si buceamos comprobaremos que sigue habiendo tesoros allí, pero de otro tipo, tesoros de la naturaleza, y lo que antes era una casa a la que nadie podía entrar, hoy es un palacio abierto a todas las visitas.