Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Gusano de Guinea

Gusano de Guinea

Vivimos en una parte del mundo más o menos afortunada. Las enfermedades y los mayores problemas de salud que podemos tener suelen coincidir con enfermedades que tienen atención por parte de las empresas farmacéuticas y, en general, se tratan de problemas conocidos.

Sin embargo, hay zonas donde se libra una batalla constante con enfermedades muy simples, y sin medicamentos. Se trata de realizar una labor de concienciación que controle la epidemia y poco a poco reducir los casos. Estamos hablando del gusano de Guinea, una enfermedad olvidada, presente en países olvidados.

Se trata de un parásito, un gusano de un metro de longitud que utiliza el cuerpo humano como hábitat. Entra en nuestro organismo al beber agua infectada, crece, y cuando llega a la etapa adulta, asoma por una herida en los tejidos superficiales, como si fuera un spaghetti. Si el enfermo se dirige a un estanque a refrescar la ardiente úlcera, el gusano libera multitud de larvas, y vuelta a empezar. No suele ser letal, pero empobrece aun más la población, los niños no pueden ir al colegio, la gente no puede trabajar.

Los expertos afirman que el gusano está con nosotros desde la antigüedad, que acompañó a las legiones romanas y a los constructores de pirámides, presente en países de medio mundo. Pero los datos son positivos: si en 1986 se contaban 3,5 millones de casos, en 2012 se registraron 542. Puede que en 2015 el gusano haya desaparecido: y todo sin medicamentos, únicamente teniendo hábitos más seguros y con campañas de prevención organizadas. Pequeños artilugios, como un filtro de nailon para beber agua que se repartió entre los habitantes de los países afectados también arrinconaron al parásito.

Resulta terrible que enfermedades tan dolorosas y, desde nuestro punto de vista de sociedad afortunada, tan fáciles de evitar sigan existiendo. Pero también es esperanzador comprobar que si nos organizamos las cosas mejoran.

La noticia detallada la hemos visto aquí: http://esmateria.com/2013/02/27/el-hombre-que-va-a-extinguir-un-animal-a-proposito-por-primera-vez-en-la-historia/