Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Diez consejos al comprar juguetes

Diez consejos al comprar juguetes

El lunes os enseñamos un concepto de juguete que buscaba una compra más inteligente, por el bien de nuestra economía y del medio ambiente. Al ser un prototipo, sus características se acercaban mucho a lo debería ser el juguete ideal en cuanto a materiales y seguridad en el uso. Ahora os traemos las claves de la seguridad en los juguetes que sí están disponibles en el mercado: no es la primera vez que las ves, pero puedes repasar cuáles sueles tener en cuenta y de cuáles te olvidas.

1. Lee las instrucciones atentamente y compra juguetes que correspondan según la edad de tu hijo. Hay que conocer intereses y habilidades. Busca etiquetas de seguridad, como la que señala si un producto es ignífugo, o las que dicen que el artíoculo se puede limpiar y los materiales son higiénicos.

2. Asegúrate de que la caja no ha sido abierta previamente antes de comprar.

3. Busca calidad: prueba la solidez de los materiales para que no se desprendan partes y fíjate en que la pintura no parezca que se vaya a descascarillar.

4. La etiqueta CE indica que están homologados para entrar en España (y en la Comunidad Económica Europea).

5. Cuidado con los juguetes que tengan cordones o tiras, y no utilices cuerdas como enganches.

6. Tira el plástico y los papeles de embalaje después de abrir el juguete.

7. Observa cómo juegan los niños con un juguete en cuanto lo reciben. Así puedes descubrir un peligro sobre el que no habías pensado, simplemente observándoles.

8. Los niños pequeños no deben jugar con juguetes de niños más mayores o de los adultos. Por su seguridad, asegúrate que los mayores no dejan que los pequeños se acerquen.

9. En los juguetes eléctricos, supervisa que no hayan cables sueltos y que el sitio donde poner pilas y baterías no es accesible fácilmente para el niño.

10. Después de jugar es conveniente volver a guardar los juguetes en su sitio, un despiste si se quedan fuera puede provocar un tropiezo o un resbalón.

Son consejos comunes y que todos conocemos, pero que necesariamente tenemos que tener siempre presentes.