Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Consejos para salir de paseo con tu bebé

13 de Noviembre de 2015
Consejos para salir de paseo con tu bebé

Ya tengo a mi bebé. Y me siento bien, tras recuperarme del parto. Pero, ¿cuándo puedo y debo sacarlo a pasear?

Para poder decidir cuándo salir con el bebé por primera vez, será útil conocer la opinión del pediatra al respecto. Cuando se recomienda esperar unos días para sacarlo, realmente se quiere preservar el descanso de la madre que se organice esos primeros días un poco mejor. Y es que durante la primera semana después del parto, la mamá deberá pasar mucho tiempo sentada u acostada, para descansar todo lo posible. Si sus fuerzas no son suficientes, no importa que el pequeño no salga de su casa en los primeros días.

Pero no temáis en precipitaros pues desde los primeros días después del nacimiento los paseos exteriores reportan a los bebés muchos beneficios: conocimiento del mundo, tranquilidad, aprendizaje, adopción al mundo exterior, etc. De hecho, aunque un recién nacido permanezca dormido casi todo el tiempo que dura el paseo, las ventajas son mismas, pues capta igual todas esas sensaciones relacionadas con movimiento del cochecito y su balanceo, el aire o el sol o los sonidos.

 Al principio, es importante que el lugar elegido sea próximo a la casa y que el paseo no dure demasiado ni sea en un ambiente demasiado excitante para el bebé. También hay que evitar los lugares muy concurridos o encerrados donde, tal vez, se fume o la novedad de un recién nacido provoque que todos quieran tocarlo o alzarlo. Por eso, los primeros días bastará una vuelta alrededor de la casa o simplemente una visita a casa de familiares. En cuanto a la duración del paseo, se irá incrementando con el correr de los días y de acuerdo con la disposición de energías y tiempo para el paseo que tenga la mamá.

Consejos para pasear tranquilos:

-Colocar el techo al cochecito para prevenir que cualquier objeto caiga en él y moleste al bebé. Es bueno evitar los lugares donde hay chicos jugando a la pelota o lanzando cualquier elemento que por accidente pueda perjudicar al bebé.

-No exponer al hijo a personas que puedan tener alguna enfermedad contagiosa (por ejemplo, en la sala de espera de un consultorio médico donde puede haber gente enferma).

-Llevar una manta extra, una protección plástica para el cochecito por si una lluvia repentina los sorprende o se levanta viento, y evitar las temperaturas extremas.

-Evitar la exposición a los rayos directos del sol, aunque haga buen tiempo. Usar un protector solar adecuado es necesario, ya que la piel de los bebés es muy delicada, si el pediatra autorizó el uso de cremas.

-Cruzar siempre por las esquinas y si algo obstruye la visión del tránsito, no colocar el cochecito por delante al asomarse por la bocacalle para saber si viene un coche. Tampoco bajar del cordón con el cochecito si no se tiene asegurado el paso para cruzar la calle.