Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

La lectura es una tarea doméstica.

La lectura es una tarea doméstica.

La lectura es un hábito que aumenta la capacidad de concentración y despierta la imaginación, además de los beneficios claros de estar en contacto con nuevas palabras y expresiones.

Es importante introducir al niño en la lectura con títulos especialmente indicados para su edad, fáciles de seguir. Si resulta que en un primer momento el libro es complicado, o directamente no es de su agrado puede ser una buena oportunidad para demostrar la importancia de la tenacidad. El niño tendrá que tomárselo con calma y ponerse una rutina para leer. Lo interesante es tomarlo como una lección:  marcarse un objetivo y conseguirlo, más que simplemente llegar al final de un libro.

La tradición de leer un cuento antes de dormir es muy apropiada para transmitir ese sentido narrativo, esa forma en que los acontecimientos se desarrollan, que alimenta la imaginación. Lo ideal es que el niño, al valorar una buena historia, recurra a la lectura por iniciativa propia.

Estamos hablando de historias, y estas se dan tanto en la novela escrita, como en el tebeo, y no hay un género superior a otro.

En cuanto al entorno familiar, dar ejemplo y mostrar nuestra afición por la lectura ayuda a que nuestros hijos desarrollen la suya. Sabemos que no siempre podemos dedicarle tiempo a esto, por lo que la recomendación que mejor funciona es la de crear un ambiente que invite a leer. Tener una biblioteca, un espacio en casa que invite a coger un libro es básico.