Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

La vuelta al cole

La vuelta al cole

Septiembre es sinónimo de vuelta a la rutina, fin de las vacaciones y, para tus hijos, de la vuelta al cole. Sin duda muchos de ellos tendrán ganas de regresar a las aulas para ver de nuevo a sus compañeros, jugar con ellos y contarles lo bien que lo han pasado durante el verano; pero también es muy posible que desde el principio, o tras los primeros días, aparezca la desmotivación, la falta de ganas e incluso el hastío por la escuela.

No se trata ni mucho menos de algo extraño. De hecho, a los adultos también nos suele pasar algo parecido cuando la vuelta al trabajo. Recordad que para los niños vuelta al cole significa terminar las vacaciones, periodo en el que mayormente se dedican a disfrutar, romper la rutina y olvidarse de libros y responsabilidades académicas.  No es fácil que recupere la ilusión de la noche a la mañana, pero aquí os damos una serie de consejos para hacer qué la vuelta al cole sea una experiencia agradable o menos molesta para los niños:

-Permítele que se lleve alguno de los regalos que ha recibido durante las vacaciones. Y si no ha tenido ninguno relativo al colegio, no está de más que le compres una cartera, un estuche más grande que el que tenía o unos lápices de colores para el próximo trimestre.

-Si los primeros días que le dejes en el colegio se queda llorando, no alargues la despedida. Si lo haces, separarse de ti le resultará más difícil y aprenderá a recurrir a la pataleta para permanecer contigo unos minutos más.

-Deséale simplemente que pase un buen día, dale un beso y vete sin dar mayor importancia a su reacción, a no ser que si te lo comunique su tutor o profesor.

-Háblale mucho de sus amigos y de lo bien que se lo pasa allí con ellos. Haz hincapié en las actividades que más le gustan y que no puede realizar en casa, como montar en los columpios del patio cuando salen al recreo o hacer dibujos de colores en la pizarra grande.

-Hojea con él la carpeta de sus trabajos escolares, comentándole lo orgullosa que estás de él por todo lo que aprende y por lo mucho que aún va a aprender este curso.

-Juega con él a simular que estáis en el colegio (unas veces tú serás la profesora y él el alumno, y otras al revés). Anticiparse a las situaciones le ayuda a tolerarlas mejor.

-Explícale con detalle que en cuanto las vacaciones se terminan, ya no hay tantos días de fiesta para todo el mundo: los padres tenéis que volver a trabajar, la familia ya no puede venir a verle tan a menudo... Y él se aburriría mucho si se quedara todo el día en casa.