Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Ayuda a tus niños a afrontar los exámenes con éxito (II)

09 de Junio de 2015
Ayuda a tus niños a afrontar los exámenes con éxito (II)

En un primer artículo ya os dimos algunos consejos para que vuestros hijos afronten este periodo de exámenes con mayores garantías de éxito. Aquí os dejamos algunas pautas para completar aquellas primeras. Si las podéis hacer realidad seguro que los resultados serán mejores:

 

- Autoconfianza:

Una vez se hayan preparado para el examen, debemos enseñar a nuestros hijos a pensar en positivo y a auto confiar en ellos mismos, en el tiempo que han invertido y en sus posibilidades. Que se digan a sí mismos: "He estudiado y estoy preparado para dar lo máximo de mí mismo/a". Si esperan hacerlo bien, estarán más relajados mientras hacen el examen después de los primeros momentos de nerviosismo.

 

-Enseñarles a que acepten los errores…y aprendan de ellos:

Todo el mundo se equivoca. Debemos ayudarles a ser más condescendientes con sus propios errores, sobre todo si se han preparado para el examen y para rendir al máximo. Debemos hacerles entender que el error forma parte del aprendizaje, que los errores son "oportunidades de aprendizaje". Aprender a tolerar los fallos propios relativizando su importancia  es una facultad muy valiosa.

 

- Ayudarles a controlar los pensamientos:

Es importante evitar que los niños se envíen a sí mismos mensajes negativos que pueden contribuir a su ansiedad. Si se dan cuenta de que están teniendo pensamientos negativos ("No me sé nada”, “No se me dan bien los exámenes" o "Si suspendo este examen, lo tengo fatal") hemos de enseñarles a sustituirlos por pensamientos positivos, prácticos y optimistas: "He estudiado y me sé la materia, de modo que estoy preparado para hacerlo lo mejor que pueda".

 

 

-Que respiren mejor:

Os puede parecer un consejo menor, pero los ejercicios de respiración pueden ayudarle a calmarse en los exámenes, sobre todo si se trata de una respiración profunda (llamada respiración diafragmática).Así es como deben respirar: inhalar (inspirar) lenta y profundamente cogiendo aire por la nariz, y después exhalar (espirar) soltando lentamente el aire por la boca. Realizarlo cuatro veces seguidas. Si practican un poco, varias veces, tal vez les resulte más fácil respirar la próxima vez que hagan un examen y su cuerpo aprenderá a ver esos ejercicios como una señal para relajarse.

 

-Recordarles que hay que cuidarse:

Rendirán mejor si dedican suficiente tiempo a jugar (lo necesitan y relajan su mente) duermen bastante y se alimentan bien. Se trata de pautas que deben seguir todos los días, pero aún tienen más importancia que se cumplan el día antes del examen.