Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Una mona?para comérsela

30 de Marzo de 2015
Una mona?para comérsela

¿Qué sería de la Pascua sin la mona? ¿Qué sería la mona sin el huevo? ¿Y que sería el huevo sin nadie que lo rompa en la frente de otra persona? Hablamos de costumbres y tradiciones que conocemos desde siempre gracias a nuestros padres y abuelos, y que ahora también nosotros daremos a conocer a nuestros hijos.

La llamada ‘Mona de Pascua’ es un dulce muy típico en el Mediterráneo español, extendiéndose progresivamente a otras zonas del país. La tradición marcaba que el padrino de bautizo o abuelo (en muchos casos es la misma persona) regalaba al niño una torta o roscón que llevaba tantos huevos duros como años tenía éste. La edad máxima eran los 12, por lo que cuando el niño cumplía este número de años lo que se hacía era continuar regalándole la mona pero con un huevo extra que solía colocarse en el centro del dulce.

Suele comerse para merendar y puede acompañarse de chocolate. La tradición marca que el huevo duro que lleva, y que muchas veces va coloreado, debe romperse en la frente de alguien como símbolo de buena suerte. Los días más apropiados son el primer y el segundo día de Pascual, aunque el también llamado pan quemado suele encontrarse en las pastelerías desde prácticamente comienzos de Semana Santa.

 

Un poquito de historia

Los primeros escritos en el que aparece esta tradición apuntan al siglo XVIII, aunque alguna fuente lo lleva hasta los tiempos en los que la presencia morisca estuvo en nuestro país. De hecho, son varias las fuentes que señalan que la palabra “mona” proviene del termino árabe munna, que significa «provisión de la boca», regalo que los moriscos hacían a sus señores.

Sin embargo, fue a partir del siglo XIX cuando las confiterías empezaron a realizar las monas tal y como las conocemos hoy en día, siendo los huevos duros reemplazados en muchas ocasiones por otros de chocolate. También se comenzó a adornar y llenar de figuras, teniendo poco que ver con las sencillas y  tradicionales monas de pascua. Hoy en día existe toda una competición por ver quién elabora la mona más espectacular y completa, pudiéndose ver y disfrutar auténticos manjares con multitud de formas, colores y complementos.


Artículo escrito por Xiquets.net. · Más lecturas de interés, en nuestros Articulos Xiquets - www.xiquets.net