Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

La enfermedad más fácil de prevenir

La enfermedad más fácil de prevenir

La higiene dental es un tema de discusión común entre padres e hijos. Y es un tema repetido porque la falta de limpieza bucal da lugar a enfermedades, sí, pero a veces “invisibles” al ojo inexperto, o que tardan en aparecer. Quizás no prestamos suficiente atención a nuestros dientes hasta que aparece algún problema, y eso que la caries es de las enfermedades más fáciles de prevenir.  Vamos a ver por qué se dice que, cuando estás haciendo la digestión, las bacterias de tu boca empiezan el festín.

Al terminar de comer, si no nos cepillamos los dientes, los azúcares de los restos de comida van a ser procesados por las bacterias y convertirse en ácidos. Este proceso dura media hora y debilita directamente el esmalte, que es lo que nos protege. Cuando se consigue paliar la acidez la boca comienza un proceso de remineralización. Nuestros dientes están preparados para un periodo de acidez de dos horas al día, siempre que dispongan de 22 horas de reparación y remineralización.

Por eso es tan importante regular la cantidad de azúcar en las comidas entre horas. Si la rutina es cepillarse los dientes únicamente después de las principales comidas, la boca puede sufrir etapas de acidez que no paliaremos. Así se empieza, debilitando el esmalte y facilitando la aparición de placa dental.

Por lo tanto, la forma más fácil de evitar problemas es no comer entre horas alimentos con alto contenido en azúcar, considerando excesivo un 10% del total.

Se recomienda cepillar los dientes como mínimo dos veces al día, con una pasta de al menos 1000 ppp de flúor. Hay que recordar que enjuagar con agua inmediatamente después de haber aplicado la pasta reduce su alcance.

Una aplicación directa de flúor, dos veces al año (más es innecesario) previene efectivamente la aparición de caries.

Hay determinados alimentos que actúan como limpiadores. La manzana, la zanahoria cruda y el apio son excelentes ejemplos.

Aunque decíamos que la caries es una de las enfermedades más fáciles de prevenir, la mitad de las personas no mantendrán su dentadura completa en la etapa adulta.

Fuente: Portal hispano de medicina y medicamentos. 

Autor de foto de cabecera: memitherainbow