Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

¡Cuidado con la calefacción de tu hogar!

¡Cuidado con la calefacción de tu hogar!

Lluvia, frío… el invierno aprieta y nos gusta tener la casa bien calentita.  Pero tan importante es disfrutar de una buena temperatura en nuestro hogar como tomar medidas de precaución para evitar accidentes domésticos, especialmente si tenemos niños pequeños.

Calefactores, estufas, placas eléctricas, chimeneas y braseros son tan efectivos para mantener una agradable temperatura en casa como peligrosos si nos descuidamos y los dejamos al alcance de  nuestros peques. Aquí tenéis algunos consejos básicos:

-Lo primero que debemos es mantener todos estos aparatos eléctricos alejados de muebles o cortinas. Cualquier chispa o cortocircuito podría prender la madera o los tejidos, provocando un fuego que rápidamente se extendería por la casa.

-Conviene estar seguros de que los enchufes estén secos antes de usarlos. Recordad que, en caso de incidencia eléctrica, habrá que desconectar inmediatamente el interruptor general eléctrico. Es aconsejable que los enchufes sean de seguridad y con toma a tierra, así como hacer una revisión periódica de la instalación.

-Los servicios de emergencias también aconsejan no poner ropa a cerca del fuego ni utilizar calor de estufas y braseros para secar prendas de vestir que estén mojadas o húmedas.

-Evitar la colocación de braseros y estufas eléctricas debajo de las mesas  y mantener siempre las habitaciones con calefacción ventiladas.

Chimeneas

-Se recomienda colocar pantallas de protección para evitar que la ceniza o la combustión de alguna rama pueda saltar hacia el exterior y prender el salón.

-Y cuando llega el invierno, antes de encenderlas por primera vez en lo que va de año, es muy importante revisar su tiro y comprobar que no está obstruido.

-Se aconseja no dejar nunca una chimenea encendida por la noche ni tampoco cuando no haya nadie en casa. Si vamos a salir todos de la vivienda, recordad que deberéis apagar el fuego.

-Aunque se esté calentito y los niños disfruten, hay que prohibirles que jueguen  cerca de la chimenea o que se queden solos ante el fuego.

-De la misma forma, hay que impedir a nuestros peques que jueguen con velas, cerillas y mecheros o tiren objetos al fuego.

Ya sabéis: en casa, siempre bien calientes…pero también seguros.  Y manteneros siempre alerta con vuestros niños. Con fuego, no se juega.


Artículo escrito por Xiquets.net. · Más lecturas de interés, en nuestros Articulos Xiquets - www.xiquets.net