Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Cómo cambiar la decoración de la habitación de tu hijo

12 de Enero de 2015
Cómo cambiar la decoración de la habitación de tu hijo

A todos nos gusta que la habitación de nuestros hijos esté perfecta para que se sienta lo más cómodo posible. La edad, el sexo, el espacio que tengamos…hay distintos factores que condicionan la decoración de su cuarto y, evidentemente, vuestras preferencias. Ya sabéis aquello de que para gustos, colores.

En este caso os vamos a dar algunos consejos por si vuestro hijo ya ha empezado el cole, se siente mayor y habéis decidido cambiarle la habitación. Aquí os dejamos algunas ideas interesantes:

  • Retirar los detalles de su época de bebé y habilitar espacio para que pueda jugar con sus nuevos juguetes o disfrutar con sus amiguitos. También cambiar las fotos de bebes y algunos elementos decorativos que pueden relacionarse demasiado con esa primera época pasada. Una idea, por ejemplo, podría ser adaptar una portería (de esas fácilmente desmontables) a una mini litera con ayuda de velcro.
  • Sustituir el azul celeste por azul marino (si es niño) o el rosa pastel por un rojo no muy intenso o un naranja. Recuerda que los colores son fundamentales y suelen relacionarse siempre con una época en concreto.
  • Colocar los juguetes que más utiliza y sus accesorios deportivos de forma estratégica, es decir, en un lugar fácilmente localizable pero que no moleste para que la habitación no parezca que está continuamente desordenada.
  • Los muebles y paredes en blanco también suponen una buena opción para decorar una habitación de niño. Si quieres aportar un poco de color, puedes colocar en la pared un friso de madera natural o pintada hasta media altura o poner papel pintado en la pared del cabecero. Las rayas verticales son perfectas para aumentar el espacio visual en altura.
  • Completa la decoración con cojines y edredones muy vistosos, que te permitan variar el estilo de su cuarto cada cierto tiempo, y con algunos muebles de colores.
  • Si el niño tiene que compartir la habitación con otro hermano y no hay espacio para colocar dos camas en paralelo, puedes optar por una cama nido o literas. Es éste último caso el más pequeño ha de ir en la de abajo, para que pueda levantarse con facilidad en caso de necesidades nocturnas.

El que se incorpora a la habitación, tendrá que ceder el protagonismo de la decoración del cuarto al hermano mayor. Aunque siempre puede haber un punto intermedio. 


Artículo escrito por Xiquets.net. · Más lecturas de interés, en nuestros Articulos Xiquets - www.xiquets.net