Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

¿A qué edad deben comenzar mi hijo a esquiar?

05 de Enero de 2015
¿A qué edad deben comenzar mi hijo a esquiar?

Generalizar sobre la edad más idónea para que los niños comiencen a esquiar no es tarea fácil, pues dependerá de muchos factores, esencialmente de la edad y las características del propio niño. Por eso aquí os damos algunas pistas que os pueden servir para considerar cuándo vuestros hijos están en el momento ideal para iniciarse en la práctica del esquí o el snowboard:

  • Por lo general hacia los tres años suele ser muy buen momento para tener la primera experiencia con la nieve, aunque considerando siempre las condiciones específicas de vuestro hijo. Si el niño es capaz de correr, saltar y trepar, sin duda está preparado para afrontar su primera clase de esquí,  pues estas actividades implican la fuerza y la coordinación necesarias para que comiencen a deslizarse.
  • Se recomienda que el primer contacto con la nieve se tenga con unos esquís en los pies (mejor que el Snowboard),  a fin de que tengan las dos piernas suelas y que se les haga menos extraña la experiencia.
  • Se suele desaconsejar  clases conjuntas de padres e hijos (sobre todo si estos son menores de 10 años), ya que las herramientas pedagógicas a emplear son absolutamente distintas.  El adulto siempre necesita una explicación detallada para generar una imagen mental del gesto o habilidad que quiere desarrollar, mientras que el niño aprenderá esencialmente por imitación.
  • El niño debe ser capaz de interpretar las indicaciones del profesor a todos los niveles, desde las cuestiones de seguridad o dinámica del grupo, hasta las eminentemente técnicas.
  • Es imprescindible que el primer contacto con la nieve sea "ideal", es decir, que no dejemos nada a la improvisación y esté todo en orden para que la experiencia sea gratificante y esté a la altura de lo que espera el niño.
  • En cuanto al vestuario, se recomienda vestir al niño por capas, que permitan un abrigo adecuado al mismo tiempo que la movilidad. Las manoplas suelen abrigar de manera más efectiva a los pequeños y suelen ser más fáciles de poner.
  • Las gafas, cremas y casco son elementos esenciales, que no deben faltar en ningún caso. Para no olvidarlo, es fundamental comprarlo previamente porque este tipo de complementos, a pesar de su importancia, suponen  uno de los olvidos más frecuentes por parte de los padres que nunca han visitado con anterioridad una estación de esquí.
  • La meteorología debe ser la adecuada. El día de sol radiante puede ser perfecto, pero un día de nieve también puede ser tremendamente divertido para los pequeños. Hemos de eludir, no obstante, el viento, la lluvia y las temperaturas demasiado bajas. Y no sólo por diversión, sino también por seguridad.
  • Sesiones cortas con descansos periódicos. Se deben hacer descansos cada hora para que los niños se hidraten y tomen algún pequeño aperitivo para reponer fuerzas.

¡Aprovechad la estación de la nieve y…a disfrutar en familia!


Artículo escrito por Xiquets.net. · Más lecturas de interés, en nuestros Articulos Xiquets - www.xiquets.net