Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Cómo cuidar la piel de tu bebé

Cómo cuidar la piel de tu bebé

La piel del bebé es muy delicada, más cuando acaba de nacer, momento en el que también es tierna y extremadamente sensible al carecer de protección frente a los agentes externos. Aquí os dejamos algunos consejos que los médicos ofrecen para que la piel de vuestros hijos recién nacidos se mantenga en buen estado:

 

El baño:

-  Bañar al niño con jabones neutros,  ya que al lavarles o bañarles por primera vez pierden la protección natural que les cubre en el útero materno.

-  En cuanto a la frecuencia,  dependerá del consejo de cada pediatra y del criterio de cada madre.

-  Los jabones:  deben ser suaves, sin demasiados perfumes ni demasiado espumosos para que no arrastren la grasa que ofrece la protección natural de la piel. En general, siempre se deben utilizar líneas infantiles, que están específicamente creadas para proteger la piel del bebé.

 

Hidratación:

-  Es conveniente utilizar una crema hidratante sin perfumes y específica para el bebé (no vale cualquier tipo de crema, jabón o antiséptico). Hay que tener en cuenta que la piel del bebé es muy finita y puede absorber muy fácilmente sustancias que contactan con su piel. Siempre es recomendable usar los productos que recomiende el pediatra o el dermatólogo que visita frecuentemente a ese niño.

-   Evitar aplicar cremas muy perfumadas, con sustancias que puedan irritar su piel. Aunque un adulto pueda tolerarlas con total normalidad, los niños no, tal y como sucede con las cremas con ácido salicílico.

 

Máxima higiene:

- Es imprescindible que la persona que toque al bebé tenga las manos limpias y, por supuesto, si tiene algún tipo de infección, aunque sea una  herpes simple, no debe tocar al niño para evitar el riesgo de contagio.

 

La costra láctea del bebé:

-  Se trata de una afección benigna y muy frecuente en los bebés menores de tres meses. Muchas veces no necesita ningún tipo de tratamiento, pero en otras ocasiones adquiere un importante grosor, estás más adherida al cuero cabelludo y es difícil retirarla. Por tanto, habrá que utilizar corticoides tópicos, que son antiinflamatorios, o también queratolíticos: sustancias que ayudar a eliminar esta capa cornea gruesa que presenta el bebé.

 

 

Otros consejos:

-Evitar la exposición solar

-Utilizar ropas de algodón y evitar los roces con los pliegues de la piel.