Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

¿Qué no puede faltar en el botiquín de casa?

26 de Noviembre de 2014
¿Qué no puede faltar en el botiquín de casa?

En toda casa es imprescindible que haya un botiquín con un equipamiento mínimo para poder hacer las curas más básicas o simplemente para evitar el tener que ir a la farmacia continuamente.  Si tenemos niños,  nuestro pequeño maletín no variará demasiado, ya que hay muchos materiales y utensilios que deberán estar también presentes. Si acaso, habremos de completarlo con algunos medicamentos específicos.

 

Sin embargo, más allá de su contenido, será fundamental que el botiquín, además de fácil de abrir y de localizar, también esté perfectamente  hermético así como lejos de la vista y la curiosidad de tu hijo. Sin olvidar que el sitio que le reservemos debe mantenerse fresco, seco y apartado de la luz solar.

 

Recuerda que cada fármaco ha de estar en su caja, bien cerrado, con su prospecto y apto para el consumo (en el envase aparece la fecha de caducidad). De nada sirve que lo tengas lleno de productos que no sabes para qué sirven y además caducados. Es importante también que no guardes antibióticos que no hayas terminado de consumir, ni jarabes a medias... por si acaso. Los medicamentos caducados o que no se han consumido se deben llevar a la farmacia para su eliminación (no los tiréis a la basura)

 

Elementos imprescindibles en tu botiquín:

 

-Termómetro: Puedes optar por uno digital (si tomas la temperatura en la boca, en la axila o en el culete), por uno timpánico (la mide en el oído) o por un "no touch" (en la frente en unos segundos o en la sien sin contacto).

-Pinzas, tijeritas y alcohol: Para extraer pinchos, espinas o pequeñas astillas clavadas necesitas unas pinzas. Y para cortar vendas, apósitos, esparadrapo o una uña clavada, unas tijeras. Ambas deben ser de uso exclusivo del botiquín y esterilizarse con alcohol antes y después de cada uso.

-Gasas, tiritas, vendas y esparadrapo: Precisas varios tamaños de vendas y apósitos para cubrir heridas, y gasas esterilizadas para las curas, mejor en bolsas individuales. Para torceduras, mejor  una venda elástica.

-Suero fisiológico en unidosis: Te vendrá bien para lavar heridas, eliminar cuerpos extraños de los ojos y para desatascar la nariz. El sobrante de la unidosis hay que desecharlo en unas horas, aunque esté cerrado.

-Suero oral: Para hacer frente a una posible deshidratación por diarrea cuando no sea posible cortarla. Ten a mano sobres de sales de rehidratación oral para preparar en casa o bricks listos para consumir (los hay con sabor a frutas). El suero oral también es útil cuando el pequeño vomita, tiene fiebre alta o ha estado mucho tiempo al sol.

-Broncodilatador: Si el pequeño ha pasado una bronquiolitis o una enfermedad grave de las vías respiratorias y ha sido medicado con broncodilatadores, debéis tener en casa su medicación al día (y si es preciso administrarla con cámara de inhalación ésta ha de estar siempre lista para su uso inmediato).


Artículo escrito por Xiquets.net. · Más lecturas de interés, en nuestros Articulos Xiquets - www.xiquets.net