Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

¿Por qué es importante que hagan ejercicio físico tus hijos?

¿Por qué es importante que hagan ejercicio físico tus hijos?

Entre los expertos  hay unanimidad a la hora de subrayar que el ejercicio físico regular es fundamental y reporta muchos beneficios tanto a los niños como a los adolescentes. Ahora bien, esa actividad física no sólo debe ser periódica, sino también moderada, de acorde con las características específicas de cada niño y siempre planificada, pues todos los excesos (y en este caso, todavía más) son perjudiciales. A continuación os detallamos algunos de los beneficios que aporta la práctica de la actividad física.

 

1.Beneficios físicos:

-Supone un factor de prevención de enfermedades propias del sedentarismo.

-Ayuda a mantener el peso adecuado

-Mejora la capacidad cardiovascular, a reducir el colesterol malo y los triglicéridos.

-Favorece la cantidad de minerales de los huesos.

 

2.Beneficios para el desarrollo de la mente:

 

-El ejercicio físico aumenta el rendimiento académico.

-Tiene efectos positivos sobre la capacidad de concentración de los niños.

 

3.Beneficios psicosociales:

 

-Mejora la autoestima y la percepción de la imagen corporal.

-Ayuda a minimizar los efectos de la ansiedad y la depresión.

-Hace que los niños sean más sociales, aumenten su capacidad de relacionarse y adquieran también una mayor autonomía personal.

 

Tras comentaros de forma resumida los principales beneficios del ejercicio físico, os damos unos pequeños consejos sencillos para ayudar a vuestros hijos a que lo practiquen:

 

-Ir a pie hasta y desde el centro escolar, siempre y cuando sea posible, claro.

-Asegurarnos de que los niños participan en sesiones diarias o semanales de actividad física en el centro escolar (en los recreos,  participando activamente en las clases de educación física…) y también fuera  de él, es decir, animándoles a que participen en actividades extraescolares que impliquen ejercicio, aunque siempre en una cantidad moderada (deportes de equipo, gimnasia, ballet…)

-Tratar de aprovechar los fines de semana para hacer con nuestros hijos actividades físicas, por sencillas que parezcan. Hablamos de paseos, montar en bicicleta, natación… es lo que se conoce como fines de semana activos.