Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

10 razones por la que los móviles deberían estar prohibidos hasta los 12 años

10 razones por la que los móviles deberían estar prohibidos hasta los 12 años

La Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría han afirmado que los niños de menos de 2 años no deberían tener contacto con la tecnología.

De 3 a 5 años sólo una hora diaria y los niños de 6 a 8 años dos horas diarias. Normalmente, los niños y jóvenes usan tecnología de 4 a 5 veces más de la recomendada. El uso de estas tecnologías, ha aumentado a causa de los dispositivos portátiles, tales como los teléfonos móviles, las tablets y los videojuegos. Este uso excesivo tiene consecuencias graves, que a menudo pueden llegar a poner en peligro sus vidas.

Los terapeutas pediátricos, piden a los padres, a los maestros y a los gobiernos, que se prohíba este uso a los menores de 12 años. 

Estas son 10 razones, basadas en investigaciones, por las que no deberían de estar prohibido el uso de estos dispositivos.

1.El rápido crecimiento del cerebro

Entre los 0 y 2 años, el cerebro triplica su tamaño, y continúa rápidamente el desarrollo hasta los 21 años. Un cerebro en desarrollo, que esta sobreexpuesto a la tecnología, ha demostrado tener una relación con la función ejecutiva y el déficit atencional, retrasos cognitivos, problemas de aprendizaje, aumento de la impulsividad y la disminución de la capacidad autorregulatoria. 

2. Retraso del desarrollo

El uso de la tecnología restringe el movimiento, y este es necesario, ya que mejora la atención y la capacidad de aprendizaje. Hoy en día, uno de cada tres niños comienza la escuela con algún tipo de retraso en su desarrollo, lo que impacta negativamente en la alfabetización y el rendimiento académico.  

El uso de la tecnología en niños menores de 12 años es perjudicial para el desarrollo infantil y el aprendizaje. 

3. Epidemia de Obesidad

El uso de alguna tecnología, como la televisión y los videojuegos están relacionados con el aumento de la obesidad. Los niños que tiene en sus dormitorios este tipo de dispositivos, tienen un 30% más de riesgo de ser obesos. Estos niños tienen más posibilidades de desarrollar diabetes, de sufrir un accidente cerebrovascular y un ataque cardíaco, lo que acorta gravemente la esperanza de vida. 

4. Déficit de sueño

La mayoría de los niños entre 9 y 10 años, a causa del uso de la tecnología, sufre de privación del sueño y como consecuencia, sus calificaciones se ven negativamente afectadas. 

5. Enfermedades mentales

La depresión infantil, ansiedad, trastorno de vinculación, déficit atencional, autismo, trastorno bipolar, psicosis y comportamiento problemático, son consecuencia en mayor parte de un uso excesivo de la tecnología.

6. Agresión

Los niños cada vez están más expuestos a la violencia física y sexual, ya que hoy en día los medios están llenos de este tipo de contenido violento y puede provocar agresión infantil.

7. Demencia digital

La alta velocidad de los contenidos en los medios contribuye al déficit atencional, a la disminución de la concentración y la memoria, debido a que se genera una poda cerebral de las huellas neuronales en la corteza frontal. 

8. Adicciones 

Uno de cada 11 niños entre 8 y 18 años son adictos a la tecnología. 

Al mismo tiempo que los padres se apegan más a la tecnología y desconectan de sus hijos, los niños, ante esta ausencia, pueden acercarse más a los dispositivos. 

9. Emisión de radiación

En 2011, la Organización Mundial de la Salud clasificó a los teléfonos móviles y otros dispositivos inalámbricos, como un riesgo de “posible cancerígeno”, que recientemente en otra investigación se recomienda que sea clasificado como “probable cancerígeno”.

Los niños son más sensibles en comparación a los adultos, ya que sus cerebros y sistemas inmunológicos aún están en desarrollo, por lo que se supone que el riesgo sería mayor. 

10. Insostenible

Es urgente reducir el uso de la tecnología en los niños. Ellos son nuestro futuro, pero no existe un futuro para los niños que abusan de la tecnología.