Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Cómo superar la cuesta de septiembre

11 de Septiembre de 2014
Cómo superar la cuesta de septiembre

Llega septiembre y con él, la vuelta a la rutina…y al cole. Nuestros peques regresan a las aulas en lo que supone una especie de cuesta de septiembre para las familias, por los muchos gastos que aparecen: libros de texto, material escolar, calzado, uniformes, comedor, transporte…

La Federación de Usuarios-Consumidores Independiente (FUCI) ofrece cada año una serie de recomendaciones que pueden permitir a los padres un gran ahorro a la hora de equipar a sus hijos para el comienzo del curso. Aquí os enumeramos una serie de ellos:

- Haz una lista de lo que necesitas: Antes de salir a comprar haz un inventario del material escolar que tienes en casa para coger solo lo que sea necesario.

-Diversificar y escalonar las compras: Posiblemente todo el material no es necesario desde el primer día.

-Compara precios: aunque es trabajoso y cansado, puede aliviar mucho tu factura.

-Evita las marcas: Los productos de marcas blancas pueden suponer hasta un 30% de ahorro en tus compras de material escolar y uniformes.

-También es importante conservar las facturas para efectuar las reclamaciones en caso de devoluciones o artículos defectuosos.

-No dudes en meter dobladillos o usar rodilleras: es la mejor forma de prolongar la duración de las prendas.

-Si tu hijo utiliza uniforme, aprovecha los ‘packs’ de las grandes
superficies para las camisetas, calcetines, chaquetas o jerséis.

-Libros de segunda mano: los libros de hermanos o primos siempre se pueden heredar gratis. Y si no tienes esa opción puedes mirar libros de segunda mano que te pueden salir incluso por la mitad de precio que uno nuevo. Los bancos de libros son también una buena opción.

-Solicitar becas: es importante estar al tanto de las becas que ofrece cada comunidad autónoma y administración para libros de texto, material, becas de comedor y transporte. Pueden suponer un pequeño ahorro que facilite la compra de las cosas que necesiten los niños para la vuelta al cole.

-Deja a los niños en casa: siempre que sea posible y que no sea necesario que se prueben nada lo mejor es dejar a los peques en casa. Todo les llama la atención, sobre todo cosas que se anuncian en televisión o lo último que se han comprado sus compis del cole.

-Huir, en la medida de lo posible, de créditos y préstamos rápidos que, a la larga, aumentarán su sobreendeudamiento.