Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

¡Nos vamos de campamento!

¡Nos vamos de campamento!

Los  campamentos son una de las opciones preferidas por los niños…y por los padres,  que buscan las mejores opciones para que sus hijos estén entretenidos durante las vacaciones escolares. Ahora que se acerca el verano, es una opción a considerar, especialmente cuando los niños comienzan a hacerse mayores y es más difícil mantenerlos entretenidos.

Campamentos hay muchos: deportivos, de montaña, de manualidades…y ninguno de ellos resulta perfecto. Todo depende de lo que busquemos para nuestros hijos, de lo que ellos realmente busquen y, por descontado, de que tengamos todas las garantías, sin adentrarnos ya en el tema del precio, que dependerá de muchos factores.  Es fundamental, por tanto, que antes de enviar a vuestros hijos de campamento, habléis con ellos para conocer sus preferencias, sus deseos, sus gustos, y encontrar la mejor opción. Además de su opinión, que es básica, también habrá que considerar otras cuestiones como sus habilidades, madurez, preferencias y necesidades.  No olvidéis obtener suficiente información acerca del programa de actividades, del lugar escogido, de las instalaciones y del personal que les acompañará.

Es lógico que, si se trata de su primera experiencia fuera de casa, estemos inquietos. Pero hemos de procurar que no lo perciba para que tenga una buena predisposición, se sienta seguro y quiera disfrutar al máximo de la experiencia.  Según los expertos, actividades como los campamentos contribuyen decisivamente a la maduración del pequeño, estimulan su autonomía y su responsabilidad, fortalecen sus vínculos con el entorno, contribuyen a que el pequeño aprenda a convivir con otras personas y ayudan a desarrollar sus habilidades sociales.

Es complicado definir lo que es un campamento de calidad, pero hay algunos requisitos que deben cumplirse para disfrute de los niños y seguridad de sus padres. Es el caso de la limpieza, seguridad y comodidad.  En teoría la organización debe disponer de las pertinentes licencias de actividad en vigor, así como de tutores, monitores y animadores cualificados, con experiencia y formación educativa.  También conviene que el programa tenga suficiente variedad, de forma que se combinen actividades deportivas, lúdicas y educativas.

Los seguros son un tema que puede pasar desapercibido pero que resulta importante, sobre todo cuando se trata de menores y conciernen al traslado, alojamiento, actividades y excursiones. Lo mismo sucede con el certificado médico. La dirección del campamento debe exigir también una ficha sobre el estado de salud del niño, calendario de vacunación, alergias o intolerancias. Si son asmáticos, alérgicos, celíacos, diabéticos, o tengan problemas de sueño, de conducta o de alimentación.  Ello va directamente relacionado con la existencia de  un botiquín de auxilios básicos y personal con conocimientos para atender posibles problemas de picaduras, cortes, golpes, diarrea, fiebres, vómitos, catarros, etc.