Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Porqué la ciencia

Porqué la ciencia

Sabemos o creemos que la ciencia es importante para los niños. Que puede ayudarles y, por ello, debemos tratar de inculcarles el interés por cuestiones de esta índole. Pero, ¿Por qué?

Los niños son curiosos por naturaleza. La formación científica alimenta esa curiosidad y aporta a los alumnos una serie de conceptos, aptitudes para la vida y opciones de futuro profesional que les serán de gran valor. La ciencia proporciona a los niños una mejor comprensión del mundo que les rodea, una saludable dosis de escepticismo, importantes aptitudes para la resolución de problemas y experiencia en las técnicas de investigación.

La ciencia puede ayudar a tus hijos a alcanzar sus objetivos con éxito, al ayudarles a comprender y valorar el mundo en que vivimos. Al explorar y descubrir lo que les rodea y su funcionamiento, los niños aprenden a comprender y valorar la naturaleza, así comoy la interdependencia de los seres vivos y su entorno.

Por otro lado, la ciencia también aporta una saludable dosis de escepticismo. Al analizar la realidad como lo hacen los científicos, cuestionándose las cosas y planteándose nuevos puntos de vista, los niños adquieren aptitudes de pensamiento independiente que les pueden ayudar a convertirse en consumidores, votantes y ciudadanos inteligentes y sensatos, capaces de tomar sus propias decisiones a partir de la información necesaria.

Más sociales, más comunicativos

Tener espíritu científico no está en contraposición con las habilidades sociales y comunicativas. Todo lo contrario. La ciencia favorece enormemente las dotes comunicativas y técnicas de manejo de conflictos y trabajo cooperativo. Ya sea mediante el trabajo en proyectos científicos independientes que requieren la presentación de trabajos orales o escritos, ya sea mediante los experimentos en grupo en los que el debate, la cooperación y el consenso son imprescindibles, los alumnos deben emplear eficaces dotes comunicativas al exponer los resultados de la investigación.

A largo plazo, estas dotes comunicativas pueden favorecer la creatividad y traducirse en eficaces relaciones personales y aptitudes de presentación para los negocios, ya que los alumnos aprenden a manejar las situaciones de puntos de vista divergentes y a discernir las ocasiones que requieren el trabajo en equipo de aquellas en las que deben trabajar de forma independiente.

A través de la ciencia, los alumnos igualmente aprenden a plantear hipótesis, recopilar información, probar supuestos, consultar investigaciones previas, buscar patrones, comunicar los hallazgos a los compañeros, escribir artículos, hacer presentaciones y llevar a cabo nuevas pruebas. Estas habilidades son cruciales para su posterior evolución satisfactoria en la escuela y el mundo laboral. ¿Tienes más dudas de por qué es importante la ciencia para tus pequeños?