Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

En la carretera, cuida a tus hijos

En la carretera, cuida a tus hijos

El verano es la época en la que se producen mayor número de desplazamientos a cuatro ruedas. Millones de vehículos se disponen a salir a la carretera para iniciar o regresar de sus vacaciones estivales, en su mayoría con familias y niños en su interior. Trayectos largos o cortos pero en los que debe primar la seguridad de todos los integrantes del coche, especialmente de los más pequeños. Pero, ¿Qué hacer para que el viaje con los niños sea más seguro?

El aburrimiento, el calor, la monotonía...son los peores enemigos de los niños durante los viajes.  Por ello, se hace imprescindible  planificar la ruta con antelación, estableciendo puntos de parada en el camino. De esta forma os sentiréis más familiarizados con el trayecto y podréis dar respuesta a preguntas como “¿Cuándo paramos?', o “¿Queda mucho?”, sin necesidad de mentirles para mantenerlos calmados.

La mejor forma de calcular cuándo parar es considerar varios factores como la edad de los niños y las necesidades de quienes van sentados detrás. Es decir, cuanto más pequeños, más paradas necesitaremos hacer, a fin de que no se aburran y puedan estirar las piernas fuera del coche. Si viajáis con un bebé, planificad las horas de lactancia para que coincidan con las paradas durante el trayecto. Es aconsejable realizar los viajes por la mañana, una hora después de que haya amanecido, y hasta una hora antes del atardecer, que es cuando más luz hay. También conviene  evitar las horas centrales del sol, entre las 12 y las 16 horas, y los viajes de noche, más peligrosos en carretera.

Mantener a los niños entretenidos ayudará mucho a que estén más calmados, evitando así que se produzcan situaciones tensas dentro del coche, especialmente en el tramo final cuando empiezan a acusar el cansancio. Por eso es aconsejable llevar algún tipo de entretenimiento que les haga el viaje más divertido, ya sea corto o largo, y planear con antelación juegos y maneras de entretenerles una vez echemos el cierre a la puerta del vehículo. Aunque muchas veces 'picotear' durante el viaje hace las horas en carretera más amenas, comer mientras se está al volante hace que perdamos la concentración y puede provocar distracciones y pérdida de la capacidad de reacción. Los viajes con niños son especialmente propensos a 'cargar' el coche de golosinas, chips o refrescos con los que distraer el hambre y el aburrimiento.  Por ello, si estás al volante, mejor parar en un lugar seguro y comer tranquilamente.

El equipaje siempre debe colocarse en el maletero o en la baca o cofre del coche. En caso de llevarse equipaje de mano en el interior del vehículo, éste deberá ir en los compartimentos apropiados para ello o en la guantera, evitando colocar bultos en los asientos que quedan libres (que normalmente suele ser en la parte de atrás del coche, junto a los 'peques'), debajo de las piernas de los niños, o bajo de los asientos. Todo ello sin olvidar la norma de seguridad más importante: el cinturón, fundamental para todos los pasajeros del coche. Esto incluiría los correspondientes sistemas de retención infantil, reglamentarios para niños por debajo de los 135 centímetros.

Ya sabes, si vienes a la Costa Blanca a disfrutar de tus vacaciones o simplemente decides pasar un día con tus hijos en alguna de las muchas playas de la Marina Alta o Baixa, no descuides la seguridad de tus peques en el coche. Prevenir siempre es mejor que curar.