Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Depresión Infantil

Depresión Infantil

Cuando oímos el término depresión, normalmente nos imaginamos a una persona de mediana edad o mayor. Lo que no se nos suele  pasar por la cabeza es que un niño puede padecerla. El porcentaje de depresión entre la población infantil se encuentra alrededor del 8-10%.

¿Qué síntomas pueden aparecer y nos deben hacer sospechar sobre este diagnóstico?

  • El niño con depresión puede tener un estado de ánimo o bien triste, se siente vacío, o bien irritable. Este último aspecto conlleva que a veces se confunda con rabietas, mal genio o problemas comportamentales.
  • También puede disminuir su interés o capacidad para disfrutar de las cosas que le gustan (juegos, tv, deporte…)
  • Pérdida de peso (o fracaso en lograr el peso esperable) o incremento de peso (cambio en el peso corporal de más de un 5% en un mes)
  • Insomnio (el niño tiene problemas para conciliar el sueño, o bien se despierta por la noche alterado con pesadillas) pero también puede ocurrir el fenómeno contrario que sería la hipersomnia.
  • Agitación, la cual se puede confundir con hiperactividad, o bien enlentecimiento psicomotor.
  • Fatiga o pérdida de energía, se siente cansado, sin fuerzas para hacer nada.
  • Sentimientos de inutilidad (no sirvo para nada, no puedo conseguirlo, nunca lo haré bien), o culpa excesivos.
  • Disminuye la capacidad de pensar o concentrarse, lo cual se puede confundir con un trastorno de la atención.
  • Pensamientos recurrentes de muerte.

 

Como vemos aparecen síntomas comunes a varios trastornos como: Déficit de Atención con Hiperactividad, Trastornos del Comportamiento, de la Alimentación, del Sueño, de la Autoestima, etc…Por ello es necesario que el niño sea evaluado por un profesional, para llegar a un diagnóstico y tratamiento adecuado.

Mavi Tercero · Psicologa  Adultos y Niños