Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

En la nieve, con los niños, ¡diversión?y precaución!

En la nieve, con los niños, ¡diversión?y precaución!

Con las montañas llenas de nieve y la organización de la Semana Blanca en muchos centros escolares, se disparan las ganas de esquiar para muchos niños. Conscientes de esta ilusión, y también con la posibilidad de pasar un día o varias jornadas disfrutando de la nieve en familia, en la Guía Xiquets.net os vamos a enumerar una serie de consejos útiles y recomendaciones relacionadas con los niños, la nieve y el esquí. Porque la diversión no debe estar reñida con la precaución. Tomar nota:

¿A qué edad comenzar puede comenzar mi hijo a esquiar?

Dicen que cuánto antes se inicien los niños, más familiarizados estarán con la nieve y menos les costará esquiar. Cierto, como con casi todo, pero con un límite. A partir de los cuatro años es cuando recomiendan los expertos iniciarse en el esquí, ya que el niño tiene fuerza suficiente en las piernas para mantener con seguridad el equilibrio. Empezará jugando con tablas sobre una superficie llana y, progresivamente, aprenderá a deslizarse.

No obstante, los niños disfrutan plenamente del esquí u otros deportes de invierno a los siete u ocho años que es cuando coordina todos los movimientos.

¿Qué ropa debe llevar para estar cómodo y caliente?

Se pueden comprar todo tipo de prendas adaptadas a niños en tiendas especializadas e incluso, si nos interesa más, alquilar el equipamiento en las propias estaciones de esquí. Tanto si escogemos una como otra opción hay que asegurarse que tienen buena calidad, que sean prendas calientes e impermeables.

Para los más pequeños, el mono de una sola pieza es lo mejor, ya que aunque pueda parecer incómodo, les mantiene calientes. El mono de dos piezas es para los más mayores. Y siempre se aconseja vestir al niño con varias capas. La primera, la que está en contacto con el cuerpo, debe ser transpirable porque si sudan y, posteriormente paran, pueden quedarse fríos en caso de que la ropa no transpire

¿Cómo deben ser los esquís?

Los esquís deben ser acordes al nivel, altura y peso del pequeño y las tablas tienen que llevar la atadura a la presión adecuada al peso del niño. Las botas deben ser aptas para la edad, que sujeten y ajusten perfectamente para evitar lesiones en el tobillo.

 

Los niños –y también los adultos- deben esquiar siempre con casco aunque sea incómodo, ya que protege de golpes y probables lesiones. Si el niño tiene un nivel importante y practica esquí por pistas rojas, negras o fuera de pista tiene que llevar un protector de espalda, así como protección en antebrazos y piernas.