Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

¿Y qué tal si preparamos unas verduritas? Cocina y diviértete con tus hijos

¿Y qué tal si preparamos unas verduritas? Cocina y diviértete con tus hijos

Las verduras son uno de los alimentos principales de la pirámide alimenticia y de la dieta mediterránea. No es necesario insistiros en lo saludables y necesarias que son tanto para los adultos como también para los niños. Sin embargo, muchos de ellos rehúyen a las verduras. Su textura, sabor o la forma de prepararlos puede contribuir a convencerlos de que además de nutritivas, también están muy ricas.

Además, si las preparan con nosotros, podremos compartir un rato divertido enseñándoles un poco de cultura culinaria y gastronómica,  asegurándonos al mismo tiempo que se acostumbren a probar y comer verduritas. Para ello, en este artículo de la Guía Xiquets.net, la guía para las familias de La Marina, os facilitamos dos recetas fáciles de elaborar y a las que únicamente debéis añadirle imaginación, ilusión y mucho cariño.

Setas de patata, tomates y guisantes:

Ingredientes: Necesitaréis dos Patatas, dos Tomates, Mayonesa, Agua, Sal y un 1 bote Guisantes cocidos

Preparación (30 minutos): En una olla con agua y un poco de sal, cuece las patatas con piel hasta que estén blandas. Escúrrelas y deja que se enfríen.

Pela las patatas y córtales un poco la base, para que puedan mantenerse en pie, en vertical sobre un plato.

Lava los tomates. Córtalos por la mitad y vacíales un poco la pulpa. Colócalos boca abajo encima de las patatas, y decóralos con gotitas de mayonesa.

Pon los guisantes alrededor de las patatas, simulando que son la hierba donde están las setas.

Ensalada de lechuga y fresas

Ingredientes: una lechuga rizada, cuatro fresas, cien gramos de queso Roquefort, otros cien gramos de queso fresco, aceite de oliva y sal.

Preparación (20 minutos): Trocea la lechuga rizada y lávala. Luego, ponla en un colador para que el agua se escurra.

Distribuye la lechuga en una ensaladera.

Añade las fresas, previamente cortadas en láminas finas, el queso roquefort y el queso fresco, ambos previamente picados en cuadritos.

Aliña la ensalada con el aceite de oliva y la sal y pimienta a tu gusto.