Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

¡Cuidado con la Otitis en los niños!

¡Cuidado con la Otitis en los niños!

En época de frío, viento y lluvia como la que estamos atravesando, se hace más necesario todavía cuidar la salud auditiva de nuestros pequeños. Es en el invierno cuando se multiplica el riesgo de catarros, de los cuales se derivan un gran número de infecciones que afectan a las vías respiratorias superiores de los niños. La Otitis, o inflamación que afecta mayormente al oído medio, es una de estas infecciones a la que nos referimos. De hecho, suele ser la causa más habitual de visitas a la consulta de otorrinolaringólogos. Según la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), el 90% de los niños sufre al menos un episodio de otitis antes de los cinco años.

Ello es porque, según los expertos, la Trompa de Eustaquio de la población infantil es más ancha, más corta y más horizontal, por lo que tiene un mecanismo de apertura menos eficiente favoreciendo así la llegada de gérmenes desde la nariz, y el cuadro de la otitis media aguda.  Según un estudio de la revista European Journals of Pediatrics la otitis media con efusión es la causa principal de pérdida auditiva en niños y confirma los miedos de los padres con respecto al desarrollo de sus hijos.

Como hemos comentado, la otitis está muy ligada a los procesos catarrales. Cuando pasan los primeros días del cuadro catarral, puede aparecer un dolor progresivo en el oído, acompañado de hipocausia o acúfenos. También puede provocar fiebre de hasta 40ºC y, si evoluciona, una perforación timpánica que tendrá como consecuencia la supuración, la desaparición del dolor y la bajada de temperatura.

En el 80% de los casos la curación es espontánea, sin necesidad de antibióticos, por lo que la indicación de ellos dependerá de diversos factores. En niños menores de dos años o inmunodeprimidos si están indicados porque la curación espontánea es más complicada. En caso de sospecha de pérdida auditiva en un niño se recomienda acudir al especialista, ya que aun en ausencia de dolor, fiebre o secreción, puede existir una otitis recurrente, que de no ser bien tratada puede cronificarse y derivar en hipoacusia.

Secar y limpiar…pero sin bastoncillos

No hay una fórmula mágica a seguir para prevenir la otitis en los niños. Es importante que no cojan catarros o, si lo hacen (cosa normal) no sean fuertes. Además de ello puede resultar de ayuda sercarles bien los oídos para evitar humedad y evitar la acumulación de cera y el taponamiento del oído limpiándolos con frecuencia con difusores de agua marina. Importante: no uséis bastoncillos, ya que empujan la cera hacia el interior provocando infecciones o incluso perforaciones.