Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

¡Nochevieja en familia!

¡Nochevieja en familia!

¿Ya estáis preparando la Nochevieja y la llegada del Año Nuevo? En muchos casos, por nuestra situación familiar, disfrutamos la llegada del nuevo año en familia o con amigos…pero siempre con niños. ¿Os toca hacer de anfitriones? ¿Habéis ofrecido vuestra casa para pasar la Nochevieja? Pues no os preocupéis. Todo está controlado siempre y cuando respetéis un principio fundamental: la organización y el orden.

No hay estrés que valga si nos organizamos bien y lo hacemos con tiempo sin esperar a última hora. En primer lugar es esencial saber cuántos somos para preparar la casa y poder hacer la lista de la compra. Imprescindible conocer el número de adultos y de niños.

Hay que distribuir cuánto antes las tareas. Hay que repartir las funciones para que todo el mundo colabore y una noche de fiesta no se convierta en una noche de trabajo extra para unos pocos. El aperitivo, la bebida, el postre, poner la mesa, preparar las uvas…hay muchas pequeñas cosas que hacer. Y, si en la organización del trabajo logramos implicar a los peques para que colaboren y se integren, casi que mejor. Ellos son parte importante y también deben sentirse partícipes de todo.

Una opción muy buena son los platos desechables. Evitaremos que se puedan romper y, sobre todo, nos olvidaremos de tener que fregar. Es cuestión de primar practicidad sobre elegancia. Dejarlo todo preparado sobre una mesa auxiliar o en la cocina para no tener que levantarnos excesivamente y perder tiempo es un consejo básico pero primordial. Se trata, al fin y al cabo, de compartir una gran noche  en torno a la mesa, evitando que se convierta en salón en un desfile continuo de gente entrando y saliendo.

Por vuestra experiencia, habréis comprobado que siempre es recomendable que coman primero los niños, ayudados por los papás. Aunque sean días especiales, tendrán hambre pronto. Después les podemos poner una película, plantear un juego o dejarles simplemente que elijan ellos a qué quieren jugar, siempre y cuando los tengamos más o menos controlados. -Cuando los peques estén comidos y entretenidos, será el momento ideal para que los mayores disfruten en la mesa.

¡Y a disfrutar en familia! ¡¡Feliz Año!!