Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

¿Cómo elegir el mejor regalo para mis hijos en Navidad?

¿Cómo elegir el mejor regalo para mis hijos en Navidad?

La Navidad ya está aquí, y con ella Papá Noel y los Reyes Magos de Oriente. O, lo que es lo mismo: los regalos para nuestros hijos, primos y sobrinos. Muchas veces los mayores tenemos igual o más ilusión que los propios niños por hacerles un regalo que les guste y emocione. Pero ello también puede convertirse en una responsabilidad, por un lado; y en un quebradero de cabeza, por otro, si no tenemos claro qué regalarles y la seguridad sobre si acertaremos.

La verdad es que elegir el mejor regalo para los niños en Navidad no es fácil. Oferta y posibilidades hay muchas, pero esa gran variedad y cantidad nos puede terminar  desorientando. En este sentido, la edad es uno de los factores fundamentales. Cada etapa del desarrollo infantil requiere unos juguetes diferentes, conforme a las capacidades del niño. Durante su primer año, por ejemplo, los bebés empiezan a interactuar, a seguir el movimiento de las personas y a distinguir entre colores y formas. También descubren su cuerpo, comienzan a hablar, a buscar objetos… En esta fase, los juguetes más adecuados son los móviles de cuna, los muñecos de goma y de tela, sonajeros, mordedores, juguetes muy coloridos o andadores.

Cuando los pequeños tienen entre uno y tres años, descubren el entorno familiar, hablan, juegan con sus amigos y aprenden canciones: es el momento para regalarles patines, bicicletas, juguetes articulados, animalitos, puzles, coches, trenes y camiones. Entre los seis y diez años, los niños ya pueden leer, dibujar, escribir e, incluso, crear mundos imaginarios.

Les atraen loa personajes de la televisión, la lectura, las nuevas tecnologías, los juegos al aire libre y las colecciones, y empiezan a comportarse de forma más individualizada. Lo que predomina en esta etapa son los juegos electrónicos y audiovisuales, así como los de estrategia, el material deportivo, las maquetas y los mecanos.

A partir de los doce años, sin embargo, se produce un momento crucial en el desarrollo infantil: es cuando más se juega en grupo, se compite y se colabora. La 'pandilla' se convierte en el principal referente: por eso es fundamental la comunicación entre padres e hijos, y crear lazos que fortalezcan las relaciones futuras.

Con independencia de ello, informarse y conocer las necesidades e inquietudes del pequeño es fundamental. Y, sobre todo, hacerlo con mucha ilusión. Sólo así seremos capaces de transmitírsela.

¡Ya vienen los Reyes…Y Papá Noel!