Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Música para niños. ¿Qué les conviene escuchar?

Música para niños. ¿Qué les conviene escuchar?

Seguro que habéis escuchado en infinidad de ocasiones hablar de los beneficios de la música en los más pequeños. Incluso, las virtudes de escuchar a los grandes compositores clásicos a partir del quinto mes de embarazo, cuando los niños desarrollan su capacidad auditiva. Los expertos no dudan en afirmar que esta práctica contribuye notablemente a mejorar el crecimiento, la creatividad y el desarrollo intelectual de nuestros hijos.

Dado que las virtudes son incuestionables, os aconsejamos desde la guía de Xiquets.net a que dejéis sonar en vuestros hogares obras como El Cascanueces, de Chaikovsky, la Primavera de Vivaldi, la Sexta Sinfonía de Beethoven, La danza de las horas, de Ponchielli o el Ave María del gran Schubert, por citar algunos ejemplos. Otras composiciones no tan clásicas pero si con mucha aceptación entre el público más joven son títulos como Pedro y el lobo, de Prokofiev; El carnaval de los animales, de Saint-Saëns; El Rincón de los músicos, de Debussy o La sinfonía de los juguetes, de Leopol Mozart.

Pero si os decantáis por  autores más contemporáneos, os recomendamos los trabajos del excepcional violonchelista Steven Isserlis. Entre ellos, Children’s Cello, un disco orientado de manera particular al público infantil que presenta 30 piezas de corta duración y que resulta de gran interés para  el oído de los más jóvenes. Isserlis también  reúne en su obra musical dos libros que permiten a los pequeños iniciarse en el mundo dela música clásica a través de anécdotas de algunos de los compositores más famosos. Las obras en cuestión son Por qué Haendel agitaba la peluca y Por qué Beethoven tiró el estofado.

Música repetitiva y sincopada

Según afirman distintos estudios, la música que más lle gusta escuchar a los niños de pocos meses suele ser de carácter repetitivo e incluye interrupciones relativamente bruscas del ritmo, lo que se conoce habitualmente como síncopas.