Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

La alimentación de tu hijo. ¿La cuidas?

La alimentación de tu hijo. ¿La cuidas?

Que nuestros hijos, por regla general, no se alimentan como deberían es una creencia cada vez más extendida…y apoyada por los expertos. Así se ha concluido en el Congreso Internacional sobre Diabetes Infantil que se ha celebrado recientemente en Valencia, donde han participado más de 1.500 especialistas. El citado foro ha puesto de manifiesto que España es uno de los países europeos con mayores tasas de sobrepeso y obesidad infantil en niños de entre 6 y 9 años, con una prevalencia del 40 %. Un dato que sitúa a nuestro país como uno de los que mayores tasas de obesidad infantil presenta.

Este dato pone en alerta a las autoridades sanitarias, ya que puede explicar en gran medida el importante incremento que ha experimentado en nuestro país la Diabetes tipo 2 en adolescentes, un fenómeno hasta ahora inédito.

Ante ello, desde el blog de Xiquets.net nos gustaría recordaros algunas pautas y consejos para que vuestros hijos sigan una dieta más sana y equilibrada, apostando por hábitos más saludables en la alimentación. El primero de ellos es consumir una alimentación variada que incluya alimentos de todos los grupos, pero sin abusar de ninguno de ellos.

No obstante, sí se recomienda el cosumo diario de frutas y verduras, que aportan a los niños las vitaminas, minerales y fibra necesarias para su actividad; entre tres y cuatro raciones de productos lácteos, asegurarán el calcio necesario para su desarrollo; y tomas moderadas de carnes, pecados y huevos, base del aporte proteico que resulta no menos fundamental. En cuanto a los hidratos de carbono, la gasolina que todos necesitamos, la encontraremos en el  pan, el arroz, la pasta, las patatas, las legumbres y los cereales.

Otros hábitos saludables no menos importantes son la utilización de aceite de oliva, mucho más sano y recomendable tanto para cocinar como para recomendar en crudo; y mantener una buena hidratación,  siempre de agua.