Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

El dolor de oído en los niños. Otitis.

El dolor de oído en los niños. Otitis.

En verano, el dolor de oído es muy habitual en los niños. Los tapones de cera o las heridas por el uso de bastoncillos de algodón pueden ser la causa, aunque lo más frecuente es que nuestro hijo sufra una Otitis. Ahora bien, ¿Qué es exactamente esa dolencia? ¿Cómo se trata?

Las otitis son infecciones del oído que suelen producirse durante los resfriados (Otitis Medias), cuando la infección llega al oído medio oído.  En estos casos, y además de dolor, suelen ser el el origen de la fiebre, vómitos y salida de mucosidad o pus por el oído.

También es posible que la Otitis aparezca por la humedad, el calor o el rascado de la piel de la entrada al oído. En este caso hablaríamos de Otitis externas, las más habituales en verano por el baño continuo de los pequeños en la playa y, sobre todo, en la piscina. Este tipo de Otitis produce picor, dolor y, a veces, salida de líquido por el oído.

¿Cuándo podemos sospechar que nuestro hijo sufre una otitis?

Si el niño se toca el oído con frecuencia, le duele al tocarle o moverle la oreja, o al comer. Y si el dolor persiste por la noche. En el caso de los bebés se identifica cuando están muy irritados o lloran con más frecuencia, especialmente al tomar el pecho o biberón, y por la noche.

¿Qué puede hacer?

Si el dolor es intenso o tiene fiebre se aconseja suministrar al niño paracetamol, siempre según la dosis que aconseje el médico.  También se puede poner administrar calor seco con un paño templado sobre el oído para intentar aliviar el dolor. Y, si tiene cera, sólo habrá que limpiarle la que salga por el orificio, pero nunca introducir bastoncillos ni objetos dentro del oído.

No se recomienda ponerle gotas en el oído o utilizar antibióticos sin receta médica.

¿Qué podemos hacer para prevenir la Otitis?

-Evitar que se rasquen  con objetos

-Que no les entre agua en los oídos, para lo cual se recomienda secar con cuidado los mismos tras el baño.

-Si tiene mocos en la nariz, hacer lavados nasales con suero.