Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Consejos para mantener una mejor alimentación infantil (I)

Consejos para mantener una mejor alimentación infantil (I)

Adquirir hábitos saludables de alimentación es una práctica que debemos trasladar a los niños desde pequeños.  Conocer los alimentos más importantes, su necesidad y la forma de consumirlos serán básicos no sólo para la educación de nuestro pequeño sino también para su desarrollo físico e intelectual.  En este sentido el Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC) nos brinda algunos consejos interesantes para ayudar a los padres a conseguir una alimentación sana para sus hijos y, sobre todo,  para ayudar a los niños a entender que comer saludable no está reñido con disfrutar de la comida.
-Comer bueno…y sobre todo, variado
Para gozar de buena salud, tienes que ingerir a diario más de 40 nutrientes distintos (como las vitaminas y los minerales). Como no existe un alimento que los contenga todos, es muy importante que selecciones cada día una variedad de alimentos que sea equilibrada. En realidad, no existe comida buena ni mala, así que no tienes porqué renunciar a la que te gusta. La mejor forma de llevar una dieta equilibrada, consiste en comer todos los dias distintos tipos de alimentos.
- El desayuno es nuestro mejor aliado
Del mismo modo que los coches, los autobuses y los trenes no pueden correr si no tienen combustible, nuestros cuerpos necesitan energía para funcionar. Después de pasar toda una noche durmiendo, los niveles de energía de nuestro cuerpo son bajos. Así pues,  hay que mentalizar a nuestros hijos para que empiecen siempre el día con un buen desayuno, ya sea para ir al colegio o para dar una vuelta durante el fin de semana. Pan, una tostada, cereales, leche, fruta, yogur…hay muchas posibilidades para desayunar sano y variado, sin aburrirnos.
-Los carbohidratos: la gasolina que necesita nuestro vehículo
Aproximadamente la mitad de las calorías de tu dieta debería provenir de alimentos ricos en carbohidratos, como cereales, arroz, pasta, patatas y pan. Por tanto, este tipo de productos no pueden faltar en la alimentación diaria de tus hijos, más cuando son pequeños y gastan energía sin mesura, prácticamente hasta la noche, cuando llegan agotados. El pan integral, la pasta y otros cereales le aportarán mucha fibra. 
-Controlar bollería, chuches y dulces
Comer muchos alimentos grasos (como las patatas fritas, la carne y las salchichas fritas, bollería, chucherías…. puede ser malo para nuestro cuerpo.  Por eso necesario acostumbrarles a que no abusen de este tipo de productos. No es necesario prohibirlos, pero sí mentalizarles de que no es bueno comerlos todos los días ni en abundancia. Habrá que moderar su consumo, si bien tampoco demonizarlos, ya que las grasas también son necesarias para obtener todos los nutrientes que necesitamos. 
-¡Hora de merendar!
La merienda es también básica dentro del ciclo de la alimentación de tu hijo.  Se supone que ya han pasado varias horas desde que comiera a mediodía y no ha dejado de hacer actividad. Por tanto, necesita un aporte extra de carbohidratos para mantenerse con energía hasta la hora de la cena. Todo ello sin olvidar la necesidad de hacer cinco comidas al día, tal y como apuntan los expertos, con independencia de la edad. Un pequeño bocadillo,  yogur, fruta fresca, barritas energéticas para niños….son las mejores opciones.