Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Llega el verano: Protege la piel de tu bebé

 Llega el verano: Protege la piel de tu bebé

Llega el verano, aprieta el calor…y hay que tener mucho cuidado con una excesiva exposición de los niños al sol, especialmente si son bebés.  Como bien sabéis, la piel de un bebé es muy sensible por lo que se deben extremar las precauciones ante las altas temperaturas y los rayos de sol, cuyo efecto puede ser muy perjudicial para la dermis de vuestros pequeños. 

Una de las cosas que más se deben tener en cuenta  es el horario. Es fundamental evitar las horas centrales del día, cuando más aprieta el sol, por lo que conviene salir a pasear por la tarde, cuando comience a refrescar.  Además, convendrá tener la capota o sombrilla del carrito preparada por si aún se notan demasiado los rayos solare. Tampoco estará de más ponerle un gorrito para protegerlo directamente, lo que además nos puede servir para darle un toque de distinción en su vestuario.

Otro punto esencial para proteger la piel de nuestros bebés es la utilización de cremas solares, especialmente a partir de los seis meses. Deben  ser cremas específicas con filtros físicos (no químicos) y conviene utilizarlas incluso en días nublados, ya que los rayos ultravioleta e infrarrojos continúan afectándonos aunque no veamos el sol en todo lo alto.

En la playa

Si vais a la playa o la piscina en verano, no quitéis la camiseta a vuestro bebé. Recordad que su piel es mucho más sensible y puede quemarse en poco tiempo, por lo que aunque tenga calor, siempre hay que evitar la exposición directa a los rayos de sol.  

Una buena crema solar, adaptada a su edad –o meses- y al tipo de piel de nuestro bebé es lo más aconsejable en cualquier caso. Lo mejor será preguntar en la farmacia habitual o consultarlo con nuestro pediatra, ellos serán los que mejor te informarán para la mejor protección solar para el bebé.

Por último, es muy aconsejable que además de proteger la piel de tu bebe, la mantengas hidratada. Para ello, y durante varias veces al día, dale alguna cremita hidratante y refrescante, siempre con poca cantidad de producto. Después del baño es uno de los momentos perfectos.