Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

¿Es bueno tener un animal de compañía en casa con tus hijos?

¿Es bueno tener un animal de compañía en casa con tus hijos?

Está demostrado que convivir con un animal en el hogar puede resultar  beneficioso para un niño pequeño. Pero, ¿En qué sentido? Os preguntaréis muchos:

-Tener una mascota puede ayudar a los niños a desarrollar conductas positivas  como el respeto por los demás, la confianza en sí mismo y en los demás.  

-También puede incentivar a vuestros pequeños a pasar menos horas viendo la televisión, mirando el móvil o jugando a los videojuegos, lo cual no es algo menor viendo la relación de dependencia que está registrándose entre los niños y las nuevas tecnologías.

-La relación de los más pequeños con sus mascotas les facilita el trabajo a la hora de expresarse libremente, pues les ayuda a tener más paciencia, cuidado y afecto hacia los demás. 

-Es bueno estimular a los niños para que vayan adquiriendo responsabilidades. En este sentido, hacerse cargo de sus mascotas (alimentarlos a horas determinadas del día, preocuparse del aseo del lugar donde duermen, sacarlos a pasear, etc.) les ayudará a desarrollar una cierta madurez y a ser más consecuente con sus actos ante la trascendencia que tienen.  

-Si tienen mascotas, es probable que jueguen más ellas, los saquen a pasear, salten, corran y estén más activos, por lo que seguramente tendrán un mejor estado físico que disminuirá las posibilidades de que sean obesos. 

-Tener una mascota también les servirá para entender mejor los ciclos de la vida y la relación con la naturaleza.

-A ello se añade que convivir con animales en casa, en teoría puede aportar elementos muy positivos en relación al desarrollo psicológico y a la personalidad del niño, pues dándole ejemplo debemos enseñarle a no molestar a la mascota mientras come o duerme, a limpiar la caja o el plato de la comida y a tratarlo con delicadeza. En definitiva, ayudará a vuestro hijo a que desarrolle el sentido de la responsabilidad y a comprender las necesidades de los demás.

-Igualmente hay estudios que indican que convivir con un animal de compañía, preferentemente perros y gatos, refuerza el sistema inmunológico de los niños y previene la aparición de alergias como el asma o la rinitis.

Son muchas las razones por la que niños y animales de compañía pueden convivir juntos en casa. ¿Os animáis a tener una mascota?