Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

La música: una actividad fundamental para los niños

La música: una actividad fundamental para los niños

Estudiar música ha pasado de ser una actividad extraescolar minoritaria e infravalorada a convertirse en una asignatura casi obligatoria en muchos hogares. Los padres son cada vez más conscientes de los beneficios y las ventajas que tiene esta disciplina para sus hijos, especialmente si se inician a una edad temprana.


De hecho, en muchas escuelas de música la educación musical comienza desde los dos años. A esa corta edad el objetivo es el descubrimiento y desarrollo de las capacidades expresivas, musicales y psicomotoras del niño, que permitan posteriormente la elección de un instrumento musical, según sus preferencias y aptitudes. En esta etapa de iniciación musical los niños aprenden a hacer ritmos con la voz o con partes del cuerpo,  distinguir cuando una nota es alta o baja y reconocer las notas musicales mediante juegos.


La música también está siendo introducida en la educación de los niños en edades preescolares debido a la importancia que representa en su desarrollo intelectual, auditivo, sensorial, del habla y motriz. Se considera un elemento  fundamental en esta primera etapa del sistema educativo ya que ayuda al niño a adquirir mayor autonomía en sus actividades habituales, y asumir el cuidado de sí mismo y su entorno más cercano, en un momento en el que empieza a expresarse por sí mismo para integrarse en la sociedad. 


¿Qué beneficios tiene la música para los niños?
-Facilita el aprendizaje: la música estimula la etapa de la alfabetización del niño. Las canciones infantiles, en las que las sílabas son rimadas y repetitivas,  acompañadas de los gestos que se hacen al cantar mejoran su forma de hablar y de entender el significado de cada palabra. 
-Les da seguridad emocional, confianza, porque se sienten comprendidos al compartir canciones, e inmersos en un clima de ayuda, colaboración y respeto mutuo.
-Mejora su capacidad de concentración: La música también es beneficiosa para el niño gane en poder de concentración, además de mejorar su capacidad de aprendizaje en matemáticas, cuya lógica es muy similar. Además, también les ayudará a aprender idiomas, potenciando su memoria.

-Expresión corporal: Con la música, la expresión corporal del niño se ve más estimulada. En las clases de música se ven obligados a utilizar nuevos recursos al adaptar su movimiento corporal a los ritmos de diferentes obras, contribuyendo de esta forma a la potenciación del control rítmico de su cuerpo. A través de la música, el niño puede mejorar su coordinación y combinar una serie de conductas. 
Ya sabes, estudiar música es bueno. Y cuanto antes empiece, casi que mejor. ¡¡Música maestro!!