Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

¿Cuándo debemos para que el niño deje la cuna y pase a la cama?

¿Cuándo debemos para que el niño deje la cuna y pase a la cama?

Realmente no hay un momento exacto para hacer el cambio de la cuna a la cama. Algunos padres creen que es cuando es capaz de ir al baño solo, otros cuando tienen entre 18 meses y tres años y medio, etc.Lo cierto es que el paso de la cuna a la cama no se rige por normas inflexibles o está determinado a una edad precisa. La mayoría de los padres deciden que el momento de hacer el cambio es entre los 18 meses y los tres años y medio, sobre todo ante la sensación de que la cuna de bebé le queda ya pequeña.  Piensan que, aunque el niño todavía cabe en ella, ya no duerme tan cómodo como antes, en especial si se mueve mucho por la noche.

También puede suceder que el niño realmente no esté listo para hacer la transición a la cama grande pues requiere de un cierto nivel cognitivo que le permita adaptarse con facilitad al nuevo entorno. Cabe recordar que la cuna tiene barreras visibles en forma de barandillas… y la cama no, lo que puede provocarle una caída si estamos ante un niño que tarda mucho en dormirse o se levanta muchas veces en el transcurso de la noche.  En este sentido hay que considerar la conveniencia de que el niño retorne a la cuna, lo cual no debe considerarse como un retroceso en su desarrollo, además de intentar que el propio pequeño no lo perciba como un castiglo.

Consejos para el cambio de la cuna a la cama:

Más allá del momento exacto, para facilitar la transición del niño a la cuna es recomendable tener en cuenta unos consejos prácticos:

 

-Explicarle los motivos del cambio, valorando siempre su crecimiento y su tamaño.

-Procurar situar la nueva cama en el mismo lugar en el que estaba la cuna.

-Mientras sigue durmiendo por la noche en su cuna, dejar que juegue o duerma la siesta en la cama, hasta que se sienta más seguro en ella y haga el cambio definitivo.

- Colocar una barandilla o barrera protectora en la cama para evitar que se pueda caer.

-Mantener algún juego de cama o mantitas de la cuna para fomentar la seguridad del niño hacia lo viejo conocido.

-Dejar que escoja el modelo de cama, las sábanas y los adornos. Puede elegir el color o el estampado con su personaje favorito.

 -Dejar que duerma con su muñeco, mantita o el juguete con el que dormía en la cuna.