Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

La publicación de fotos de niños en Facebook

La publicación de fotos de niños en Facebook

El uso de las redes sociales está al día en nuestra sociedad. Quién más o quién menos echa un vistazo al día a su perfil de Facebook, cuenta de twitter o a su instagram. Y más con los Smart pone, que nos permiten estar conectados las 24 horas. Aunque no lo parezca por la cantidad y variedad de contenidos que se publican, estas redes también tienen sus normas y política de privacidad. Es decir: No todo vale. Y más cuando hablamos de menoresSi hablamos en concreto de Facebook, la red social más popular y utilizada, nos daremos cuenta que abundan las fotos de niños. En principio, salen publicadas porque sus familias deciden hacerlo de forma voluntaria. De hecho, muchas madres difunden el crecimiento y la vida de sus hijos desde incluso antes de que nazcan, al lucir barriga de embarazada en Facebook. Posteriormente vendrá el niño recién nacido en el hospital, los paseos en carro, carantoñas cuando esté jugando, disfrazado en carnaval, sus primeros pasos…


 Como decimos, siempre y cuando sea por decisión voluntaria de los papás, en principio no debería haber problema. Ahora bien, ¿Y si has publicado fotos de otros niños y no tienes consentimiento de los papás? ¿Y si estabas en un recinto privado y tampoco tienes permiso? Recuerda que en la red también hay muchas personas que pueden hacer un uso indebido de esas imágenes sin que tu ni tu familia seas conscientes del peligro que conlleva.


Aquí tienes una serie de recomendaciones que convendría respetar:


-Ajusta la privacidad de los perfiles en los que vas a compartir esas fotos para limitar la difusión al círculo de amigos o contactos que realmente te interesa. De este modo, acotarás al máximo el público que verá esas imágenes.
- No etiquetes a los menores con sus nombres y apellidos. Así evitarás que sean indexadas en los buscadores y que cualquiera pueda asociar las caras de los niños con su identidad real.
-Tampoco debes dar detalle  en las imágenes de datos concretos del lugar o la hora en que se han tomado para evitar que se conozcan las rutinas de tus hijos, sus horarios habituales ni los sitios en los que pueden encontrarse a una determinada hora del día. 
-No publiques nunca fotos de los niños desnudos. En ninguna circunstancia: ni en la playa, ni en la piscina ni dentro de casa. Aunque para ti sean momentos muy tiernos, esas imágenes pueden caer en manos redes de intercambio de pornografía infantil.
-Utiliza el email. Si lo que quieres es compartir fotos con amigos íntimos y familiares, es más aconsejable utilizar el correo electrónico y evitar su publicación en las redes sociales.
-Pide permiso. Si vas a compartir imágenes en las que el menor sale con otros amigos, siempre debes preguntar a los padres de esos niños si están de acuerdo en subir esas fotos a la Red.