Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

Celebrar San Valentín también es posible con niños

 Celebrar San Valentín también es posible con niños

Ante la llegada del fin de semana más romántico del año, San Valentín, muchos papás y mamás que estáis sin pareja pensáis que, con los niños, es muy complicado poder celebrar esta efeméride tan especial. Sin duda, San Valentín se asocia habitualmente al amor de pareja, pero  también alude al sentimiento del amor, entendido en su concepción más amplia, por lo que también abarca la familia y la relación entre padres e hijos. 


Y es que el origen de San Valentín es tan antiguo como la propia raza humana. De hecho se se remonta a la antigua Roma, concretamente al siglo III, cuando un sacerdote decidió casar a aquellos novios que lo tenían prohibido. Valentín, que así se llamaba el sacerdote, se negó a que renunciasen a su amor: los protegía y casaba en secreto, por lo que Claudio III, emperador de Roma por aquel entonces, ordenó su detención y posterior ejecución. Durante su estancia en la cárcel se enamoró de la hija del carcelero, Julia, a la que mandó una carta de amor antes de ser ejecutado,  el 14 de febrero. Desde entonces las cartas y la fecha no podrían tener mejor correspondencia.
Bueno, más allá de la anécdota de la historia y su simbolismo, es momento de que también disfrutéis de San Valentín en pareja, sin pareja…y con vuestros hijos.

 
-Un fin de semana juntos: cuando vuestro hijo salga del cole, lo recojáis y os vayáis juntos el fin de semana aprovechando el fin de semana haced algo todos juntos, divertido y en lo que tengáis que implicaros: cocinar galletas, una visita al museo, juegos de pelota en el parque…

 
-Siempre con una sonrisa: No tener pareja, no quiere decir que no puedas celebrar el amor: el que sientes por tus hijos, el de tus familiares, amigos… Por tanto, dibuja una sonrisa bien grande en tu cara y  busca un plan divertido para disfrutar con tu hijo o con amigos que también tengan niños.


-Estoy embarazada: Ya te habrás percatado de que el niño lo nota todo desde el vientre de su madre. Por tanto,  si viene al mundo rodeado de mucho amor… ¡Pues mejor que mejor! Busca un plan tranquilo, algo que no hagáis hace tiempo y os guste mucho, mimaos… Y tú, futura mamá, ponte guapa y disfruta, deja atrás los complejos, no sirven de nada.
Sea cual sea vuestro plan para San Valentín, hacerlo con mucho amor. ¡Y poner la misma dosis todos los días del año!