Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

La casa más segura para tus niños

La casa más segura para tus niños

Los accidentes en las casas continúa siendo una de las asignaturas pendientes en materia de seguridad infantil. Intoxicaciones, caídas, aplastamientos, cortes y desgarros, golpes o choques, quemaduras y esfuerzos físicos o agotamiento son algunos de los más frecuentes. 

Entre todos debemos hacer un esfuerzo en materia de prevención, seguridad y prudencia para que los percances domésticos sean cada vez menos y no tengamos que lamentar males mayores que afecten a los niños.
Y es que, como bien suele decirse, la seguridad de los más pequeños de la casa empieza en el hogar.  Para ello, desde la Guía Xiquets os proponemos una serie de consejos para  prevenir los accidentes infantiles en el hogar:

-Guardar convenientemente los medicamentos y productos de limpieza: 

Las intoxicaciones es una de las causas de mayor siniestralidad infantil dentro del hogar. Los principales productos implicados en las intoxicaciones de menores son los medicamentos, seguidos por los productos de limpieza, los cosméticos, y los productos del hogar. Y ocurren por vía oral en un 90 por ciento de los casos. Por ello conviene tenerlos guardados en lugares seguros, protegidos y de difícil acceso para los niños, especialmente para los más pequeños.

- No dejarlos nunca solos:

Hay que evitar que los niños pasen mucho tiempo solos en cualquier habitación sin vigilancia periódica de un adulto. No permitáis bajo ningún concepto que un niño pequeño permanezca en la bañera jugando con el agua sin la adecuada vigilancia de un adulto. Hay que llenar la bañera con la cantidad imprescindible de agua y vigilar durante el baño a niños y a personas con algún tipo de discapacidad que tengan riesgo de caída.

- En la cocina, ¡No!

Muy importante: No se debe cocinar con el niño en brazos ni dejarlo en el suelo cerca de la cocina. Las quemaduras son altamente peligrosas. Hay que tratar de mantener alejado al niño a toda costa de la cocina.

- Proteger los enchufes de la red eléctrica:

Existen pequeños aparatos que se pueden encontrar en las tiendas especializadas en productos infantiles para evitar que los más pequeños, (generalmente por curiosidad) introduzcan los dedos o algún otro objeto pequeño en los enchufes de la casa. Eso le podría provocar un choque por la corriente eléctrica.

- Vigilar el uso de estufas y hornillos de gas:

Vigilar siempre la llave de corte del gas de la cocina. Si no se está cocinando, hay que procurar mantener la llave cortada. Lo mismo se debe hacer con las estufas de gas. Hay que evitar dormir con ellas encendidas.

-¡Alerta con las piscinas, balsas o pozos!

Las piscinas, balsas o pozos en la vivienda deberán estar valladas y sus puertas cerradas, siendo aconsejable proteger su superficie. Durante las vacaciones de verano no debe perder de vista a los pequeñines en la playa o  piscina. Hay que evitar que los niños entren en la piscina de forma brusca, sobre todo, después de comer, con el objetivo que de hagan una correcta digestión.

- Juguetes más seguros:

Los juguetes seguros no deben tener piezas cortantes, ni ángulos puntiagudos, ni estar fabricados con materiales tóxicos. Su tamaño será lo suficientemente grande para impedir que los introduzcan en la boca y se los traguen.