Buscador
CALENDARIO
NEWSLETTER
Las noticias en tu e-mail
- Artículos y Novedades
- Promociones y Ofertas
- Puedes darte de baja cuando quieras
E-mail:  

El coche de tu Bebé (II)

El coche de tu Bebé (II)

En un artículo anterior desde Xiquets os comentábamos lo importante que es conocer bien los tipos de carritos y analizar nuestras necesidades reales a la hora de seleccionar bien aquel que más os interese, considerando siempre una correcta relación calidad/precio.

Os explicábamos las características de los carros más comunes de  cuatro ruedas.  Pero también podemos llevar a nuestro bebé sobre carritos de tres ruedas,  más grandes que los tradicionales de cuatro. En este caso, y por regla general, cuentan con una silla más amplia y ruedas de mayor tamaño. Entre sus principales ventajas, su cómoda manejabilidad, pues suelen contar con  manillar de altura regulable, frenos que se manejan con la mano y un gran espacio para guardar cosas bajo la silla.

En cambio,  su principal problema es que ocupan mucho más espacio que los carritos tradicionales y también pesan más. Por tanto, sólo son recomendables para quien tenga un coche con maletero grande y unos brazos con la fuerza necesaria para cargarlo y descargarlo.

¿Y qué hay de los accesorios?

Cuando hablamos de carritos para el bebé, también hemos de referirnos a los accesorios. ¿Realmente sirven para algo? Os preguntáis a menudo los padres y madres.  Es cierto que el mundo de los carritos está lleno de accesorios. Algunos se venden junto al modelo y otros se compran por separado. Pero ¿cuáles son los verdaderamente necesarios? No demasiados, la verdad. Aquí os dejamos algunos que sí os pueden hacer papel en un determinado momento:

-Impermeable: un plástico transparente que protege en caso de lluvia. Aunque se venden por separado modelos universales (válidos para cualquier carrito), son mejores los que se venden con el carrito, ya que suelen ajustarse mejor.

-Parasol: un pequeño paraguas para dar sombra que tiene sentido si el carrito no tiene capota o cuando el sol está muy bajo (la capota no protege lo suficiente).

-Apoyamanos: una barra acolchada para que el bebé apoye los brazos. Es importante que sea posible quitarlo. Solo es útil en niños de pocos meses.

-Cubrepiernas: puede tener su utilidad en invierno, aunque existen otros accesorios (mantitas, monos de paseo) que abrigarán mejor al bebé.

-Cesta bajo el asiento: suelen incluirla todos los modelos y sirve para guardar cosas no demasiado pesadas.

-Bolso para ropa y pañales: es importante no cargarlo demasiado, ya que puede desestabilizar el carrito.

La importancia del cinturón de seguridad

Todos los modelos de carritos de bebés cuentan con cinturones de seguridad, que deberán utilizarse desde el primer momento. Se convierten en fundamentales a partir de los 8 meses, cuando el niño comienza a intentar saltar desde el carrito. Al ajustarlos hay que tener cuidado para no pillar al bebé o sus vestidos.

Los carritos se ensucian con facilidad (sobre todo cuando los niños empiezan a comer sólido), por lo que hay que elegir modelos donde los cinturones puedan quitarse para así meterlos en la lavadora. Y ya sabéis: el cinturón, siempre puesto en el coche de vuestro bebé.